Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Escola Valenciana pide al TSJ la suspensión cautelar del arreglo escolar, contra el cierre de líneas en valenciano

FAPA-València anuncia que también presentará un contencioso-administrativo contra la planificación de la Consejería valenciana
Escola Valenciana ha interpuesto un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) para pedir la suspensión cautelar del arreglo escolar aprobado por la Consejería de Educación para el próximo curso 2014-2015.
Así lo ha señalado la entidad cívica, que explica, a través de un comunicado, que ha adoptado esta medida para "velar por el derecho básico de las familias valencianas a escoger el programa educativo que quieran para sus hijos, un derecho que, con la supresión generalizada de unidades y de líneas en valenciano para el curso que viene por parte de la consejera María José Català, no se cumple de acuerdo a lo que dicta el artículo 6 del Estatuto de Autonomía".
La previsión del colectivo es que el juez dictamine en el periodo de un mes y si la resolución les fuera favorable "supondría que sería necesario iniciar de nuevo todo el proceso de admisión de matriculación en aquellos municipios afectados por la supresión de líneas en valenciano para el curso que viene", ha augurado el presidente de Escola, Vicent Moreno.
"La suspensión cautelar del arreglo --prosigue-- significaría que habría que ofertar en los centros afectados los mismos programas lingüísticos establecidos en el actual curso escolar. Las consecuencias son que no podrían cerrar centros como el Ciutat de Cremona de Alaquàs o mantener la oferta de enseñanza en valenciano en los centros atacados de la ciudad de Alicante o de Ontinyent, así como volver a tener oferta en esa lengua en Vilavella o Poble Nou de Benitatxell, casos escandalosos de pérdida del programa óptimo de enseñanza por la errónea planificación educativa de la administración", argumenta Moreno.
GRANDES CIUDADES
Escola calcula que, si el juez dictamina la suspensión cautelar de al planificación educativa, habría 96 municipios de 18 comarcas donde habría que iniciar de nuevo el proceso de admisión de matrícula. Las principales grandes ciudades en las que se tendría que repetir el proceso de matriculación serían Valencia, Alicante, Castellón, Alcoi, Torrent, Sagunt, Denia, Gandia y Vinaròs.
Por su parte, la Federación de asociaciones de madres y padres de alumnos de la provincia de Valencia (FAPA-València) ha anunciado que también presentará un contencioso-administrativo contra el arreglo escolar.
El consejo de gobierno de la federación reunido el sábado ha tomado la decisión, en consonancia con la ejecutiva, de "dar un paso más contra el arreglo escolar y presentar junto a las AMPA un recurso contencioso administrativo contra la resolución de la Consejería".
Por ello, el próximo miércoles, 9 de abril, a las 11.00 horas en la sede de FAPA el gabinete jurídico explicará a las AMPA los pasos a dar para poder presentar el documento legal de forma conjunta.