Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España, entre países UE con ayuda "más completa" para estudiar fuera pese al "débil" apoyo a aquellos sin recursos

La Comisión Europea ha señalado este viernes a España entre los países de la Unión Europa que ofrecen una ayuda "más completa" a la movilidad de sus estudiantes, con el objetivo de que puedan cursar parte de sus estudios o completar su formación en otro Estado miembro; si bien, considera "muy débil" el apoyo que ofrece a los estudiantes con un perfil socioecocómico más bajo.
Bruselas ha presentado un estudio para evaluar el grado de movilidad de que disfrutan los estudiantes europeos en sus países y para identificar los principales obstáculos que encuentran a la hora de salir al resto de la Unión europea para reforzar sus competencias de cara a buscar un empleo.
Entre la principales conclusiones, y pese a que ningún país de la UE obtiene buenos resultados en los cinco indicadores en los que se basa la evaluación, el Ejecutivo comunitario establece un grupo de cinco países que cuentan con "los mejores sistemas de apoyo público" para promover los estudio y formación en el extranjero. España es uno de estos cinco países, entre los que también están Alemania, Bélgica, Francia e Italia.
Los cinco indicadores que tienen en cuenta desde la información que se ofrece a los estudiantes hasta el apoyo a grupos con más dificultades económicas y sociales para estudiar en el extranjero.
En el caso español, el estudio apunta un nivel "muy alto" en la información y recomendaciones sobre movilidad, así como un resultado "alto" en el reconocimiento de los conocimientos adquiridos en el extranjero. Por el contrario, Bruselas considera "justo" el grado de portabilidad permitido para las becas públicas y "muy débil" el apoyo a la movilidad que España ofrece a los estudiantes con un perfil socioeconómico bajo. También considera "débil" las oportunidades de aprender otros idiomas.