Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los musulmanes de España diseñan una asignatura de Religión que previene contra el radicalismo y el terrorismo

Los alumnos musulmanes de la ESO y Bachillerato estudiarán en los colegios de España a rechazar el radicalismo y prevenir la violencia terrorista durante la clase de Religión musulmana. La Comisión Islámica de España (CIE) ya ha preparado 12 libros de texto para la impartición de estos nuevos contenidos.
Así lo recoge el nuevo currículo para Educación Secundaria y Bachillerato diseñado por la CIE y aprobado por la Dirección General de Evaluación y Cooperación Territorial del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.
Como novedad, en la ESO se incluye un segundo bloque titulado 'La inviolabilidad, dignidad y libertad humanas', que pretende dotar al alumnado de "estrategias para tomar conciencia, predecir, detectar y prevenir toda violencia, en particular la violencia terrorista".
De esta forma, la materia tendrá una "función preventiva" ya que "reduce el riesgo temprano de adquirir concepciones erróneas acerca del Islam", según precisa el currículo.
"Abre la puerta para normalizar la vida de los musulmanes y evitar cualquier tipo de radicalización y confusión", ha enfatizado el presidente de la CIE, Riay Tatary, en declaraciones a Europa Press, tras la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de este nuevo currículo.
Este nuevo bloque se abordará en el 4º curso de la ESO, en el que los profesores enseñarán a los estudiantes a tomar conciencia de los factores sociales que pueden ejercer influencia sobre la radicalización y a detectar las distintas fases del terrorismo --"fuera del sujeto, dentro del individuo, voluntariedad, aceptación de la criminalidad expresiva y prevención"--.
CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO
Además del rechazo al terrorismo, tendrán carácter transversal en la ESO otras enseñanzas como la educación cívica y constitucional, la igualdad de oportunidades, la no discriminación, la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, la prevención de la violencia de género, la resolución pacífica de conflictos y el respeto a los derechos humanos.
Por otro lado, en Bachillerato, la asignatura de Religión Islámica busca dar respuesta a los interrogantes de los jóvenes a través de la Historia del Islam, "sin conjeturas ni prejuicios, para que sean capaces de criticar, revisar e incluso mantener una actitud reformista ante distintas problemáticas".
En todo caso, el objetivo más importante es enseñar a los jóvenes a que rechacen el fundamentalismo. "Que los jóvenes de ambos sexos se preocupen y muestren su rechazo ante el fundamentalismo integrista derivado de un retorno fanático y una reconversión emotiva, en los que se visibiliza la radicalización y aparece la violencia extremista", reza el texto.
LOS PAPAS Y EL DIÁLOGO INTERRELIGIOSO
Para ello, en el primer curso abordarán el fenómeno del diálogo interreligioso --tipos, características, métodos y estrategias; análisis, explicación y prevención del terrorismo-- y en el segundo, el terrorismo internacional.
No obstante, el currículo reconoce que únicamente con los conocimientos adquiridos en el aula sobre el radicalismo violento "no será suficiente" para prevenir con eficacia sus efectos, aunque sí podrá "reducir el riesgo de adquirir concepciones erróneas y extralimitadas acerca del Islam".
Por otra parte, el nuevo currículo fomenta también el conocimiento de los estudiantes musulmanes sobre el Catolicismo y el Judaísmo y, concretamente, sobre los últimos dos Papas. Así, una de las aptitudes que deberán adquirir los alumnos de Bachillerato será "describir algunos Papados del siglo XX y analizar y valorar los pontificados del Papa Benedicto XVI y Francisco para el diálogo religioso".