Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cada año se dan más en España más de 5.100 casos de cáncer oral que son "altamente evitables", según dentistas

El Consejo General de Dentistas asegura que cada año se registran en España más de 5.100 nuevos casos y 1.200 muertes por cáncer oral, si bien se trata de una enfermedad "altamente evitable" ya que cuando se detecta en los primeros estadios puede mejorar sensiblemente el pronóstico.
Así lo ha asegurado esta institución con motivo del Día Mundial contra el Cáncer que se celebra este jueves, 4 de febrero, recordando que la edad media de diagnóstico está en torno a los 60 años y afecta más a hombres que a mujeres (75%, frente a 25%).
El perfil con mayor riesgo de sufrir un cáncer oral es un hombre, de más de 40 años, que consume de forma abusiva alcohol y tabaco, ya que el riesgo de desarrollar cáncer oral es de 2 a 13 veces mayor en los fumadores que en los no fumadores. Y si se combina el consumo elevado de alcohol y tabaco, el riesgo se multiplica por 20.
De hecho, se ha demostrado que la unión de estos dos factores causa la inmensa mayoría de los cánceres orales ya que el alcohol abre excesivamente las mucosas de la boca, permitiendo que las sustancias cancerígenas del tabaco penetren en mayor medida en su organismo.
Además, los dentistas aseguran que el tratamiento del cáncer puede ocasionar efectos secundarios que pueden afectar a la salud oral, de ahí que aconsejen a estos pacientes acudir a una revisión con estos profesionales a fin de identificarlas y tratarlas.
Entre los principales efectos están la sequedad en la boca, llagas, caries, dificultad para tragar, dificultad para masticar o abrir la boca, infecciones.
Del mismo modo, también recomiendan realizar autoexploraciones regulares para detectar heridas, placas, úlceras o bordes abultados y, en caso de localizar cualquier anomalía, "consultarlo de inmediato con el dentista".