Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España se queda fuera de las medallas tras sucumbir ante Montenegro en cuartos

España se queda fuera de las medallas tras sucumbir ante Montenegro en cuartosReuters
La selección española masculina de waterpolo se ha quedado fuera de la lucha por las medallas de los Juegos Olímpicos de Londres tras sucumbir este miércoles en su duelo de cuartos de final frente a Montenegro (9-11).
La selección española de waterpolo ha perdido este miércoles ante Montenegro (9-11) en los cuartos de final de los Juegos Olímpicos de Londres, donde han vuelto a quedar fuera de la lucha por las medallas en un duelo aciago que sigue manteniendo el oro de Atlanta'96 como el último metal olímpico.
España empezó bien el partido, por debajo en el marcador pero muy metida en el duelo, lejos de la imagen dada ante Italia en el último partido, en el que no había nada en juego. No obstante, a la que los montenegrinos subieron el ritmo y España empezó a desaprovechar superioridades se complicó el duelo.
Y es que con sólo 6 superioridades aprovechadas de 17 posibles es prácticamente imposible acabar con una Montenegro que, pese a la juventud del país, es toda una potencia y aspirante al oro junto a Serbia, verdugo de los españoles en los cuartos de Pekín.
   Así, fue todo un lastre para España no saber aprovechar las superioridades surgidas de las exclusiones en Montenegro, quien por contra tuvo una gran efectividad con un hombre más en el agua. Además, dos jugadas de mala suerte propiciaron el 5-7 al descanso para Montenegro, en la máxima diferencia del partido hasta entonces.
A partir de aquí les costó mucho a los de Rafa Aguilar ver portería y recortar distancias, con el boya montenegrino Boris Zlokovic haciendo mucho daño con hasta cuatro goles, máximo anotador del encuentro pese a las muchas y buenas paradas de Iñaki Aguilar, que mantuvo más tiempo en el partido a España.
Se echaron de menos los goles de Albert Español, inédito en este choque pese a ser el máximo anotador del combinado español en estos Juegos hasta el momento, con doce tantos. En esta ocasión, los 9 goles estuvieron repartidos entre siete jugadores, con Marc Minguell y Xavi Vallès como únicos bigoleadores.
Eso sí, no se puede reprochar nada a España más que el desatino en ataque, y es que un arreón final les dio un parcial de 3-0 que puso el marcador en un apretado 9-10 gracias al gol de Minguell a falta de 2'13 para el final, y eso que se empezó el último y definitivo cuarto con cuatro goles abajo (6-10).
Al final, un gol de Janovic dio el triunfo a Montenegro, que incluso gozó de diez segundos de tranquilidad con España ya resignada a luchar por una prórroga imposible, como lo será ganar una medalla pese a la gran primera fase realizada, en la que sumó tres victorias y dos derrotas engañosas, frente a Croacia por un garrafal error arbitral y ante Italia una vez que ya estaba asegurada su presencia en los cuartos de final.