Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España podrá fabricar hasta seis millones de vacunas de gripe al mes en 2012

La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez (2i), junto al consejero de Innovación y Ciencia de la Junta de Andalucía, Martín Soler (i); el presidente andaluz, José Antonio Griñán (c); el presidente de Laboratorios Rovi, Juan López (2d), y la consejera andaluza de Sanidad, María JesÚs Montero. EFEtelecinco.es
La primera planta española para la fabricación de la vacuna de la gripe estacional y pandémica, que se ubicará en Granada y estará a pleno rendimiento en 2012, tendrá capacidad para elaborar hasta seis millones de unidades al mes.
Las futuras instalaciones, que abastecerán de vacunas al mercado nacional y a países africanos e iberoamericanos, se erigirán como la novena planta europea de estas características y han sido fruto de un acuerdo a tres bandas suscrito esta tarde en Granada entre el Ministerio de Sanidad, la Junta de Andalucía y Laboratorios Rovi.
El acto ha estado presidido por la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, que ha iniciado su intervención lamentando la muerte esta madrugada de la primera víctima en España de la gripe AH1N1 -una joven de 20 años-, y lanzando un mensaje de tranquilidad al garantizar que las autoridades sanitarias están en alerta y preparadas para responder ante cualquier situación que se presente.
La firma del acuerdo para la implantación de esta fábrica coincide con la fase final del cierre de un acuerdo con dos laboratorios farmacéuticos para garantizar el suministro a España de las vacunas necesarias de la gripe AH1N1, que estarán a disposición de las comunidades autónomas el próximo otoño, ha dicho la ministra.
Con ello, el Ministerio de Sanidad "cierra el círculo" de preparación y prevención ante la llegada de pandemia de esta gripe.
La nueva planta, que se ubicará en el Parque Tecnológico Ciencias de la Salud, contará con una superficie de 2.500 metros cuadrados -susceptibles de ser ampliados- para la producción de las vacunas, y su construcción supondrá una inversión de 20 millones de euros y la creación de unos 250 empleos, entre directos e indirectos.
Para la generación de las vacunas, las instalaciones utilizarán la tecnología VLP (proteína semejante al virus), un método de última generación que ofrece mejores resultados y elimina los efectos secundarios.
Según la ministra, la instalación de esta planta es "un paso más" en la estrategia del Gobierno contra la gripe, garantizará para España el abastecimiento de vacunas de gripe estacional y de la AH1N1 y ofrecerá unidades a países de África e Iberoamérica, "en coherencia" con las prioridades de política exterior de España.
El proyecto, que responde también al reciente llamamiento del Ministerio a la industria farmacéutica para que aumente su esfuerzo inversor, constituye "una pieza fundamental" en los planes del Gobierno a medio y largo plazo de preparación ante la nueva gripe.
Para el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, la futura planta responde al objetivo del Gobierno andaluz de promover un modelo de "sostenibilidad social" que permitirá no sólo salir de la crisis, sino hacerlo de una forma "más competitiva".
Griñán, que ha apostado por un modelo de economía competitiva, ha dicho que iniciativas como ésta sitúan a España en la vanguardia de la investigación en I+D.
Esa consideración ha sido secundada por Juan López Belmonte, presidente de Laboratorios Rovi, una empresa farmacéutica española con más de 60 años de antigüedad que ya tenía presencia en Granada.
López Belmonte ha dicho que la principal aportación de la futura planta, que alcanzará una facturación superior a los 50 millones de euros, es la de generar seguridad en el suministro de vacunas.
En virtud del convenio suscrito hoy, la Junta de Andalucía aportará los terrenos, la construcción del edificio y el equipamiento, lo que conlleva una inversión de 12 millones de euros.
El acuerdo prevé también la creación de una fundación sin ánimo de lucro para desarrollar los trabajos técnicos necesarios.
Los laboratorios farmacéuticos Rovi aportan por su parte 48 millones para completar la construcción y el equipamiento y para las actividades de investigación y producción del ensayo clínico, al tiempo que asumirá los costes de su funcionamiento.