Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"España debe presionar al Gobierno marroquí para que Haidar pueda regresar"

El estado de salud de Haidar se debilita más cada día que pasa. "Estamos muy preocupados porque se puede llegar a una situación que le provoque secuelas irreversibles", denuncia Carmelo Ramírez, miembro de la Plataforma de Apoyo a Aminattou. 
La activista saharaui ha entrado ya en la tercera semana en huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote, donde permanece desde el pasado día 14 de noviembre cuando el Gobierno de Marruecos la expulsó del país.
Pese a la merma de sus condiciones físicas, Haidar "sigue fiel a sus principios". "Sólo quiere regresar a El Aaiún para vivir con su familia", explica Ramírez.
Hasta el momento, el Gobierno español ha ofrecido a la activista la tramitación de un nuevo pasaporte marroquí, la adhesión al estatuto de asilo y refugio y la obtención de la nacionalidad y el pasaporte español. Pese a ello, Haidar ha rechazado todas las posibilidades porque así se convertiría "en extrajera en su propia casa".
"Las propuestas son inaceptables e inviables", aseguran desde el colectivo de apoyo a Aminattou.
Así, y en este contexto, los miembros de la Plataforma de Apoyo mantienen que "España es la que debe presionar políticamente al Gobierno marroquí para que Haidar pueda regresar a su casa". "Es un problema político que España y Marruecos han creado, y por ello, son ellos los que lo tienen que solucionar con la vía correspondiente", sostiene Ramírez.
"Si permitimos que Marruecos haga lo que quiera, ¿Quién va a confiar en las leyes y la legislación? No se puede seguir tolerando la actuación del Ejecutivo Marroquí y la colaboración manifiesta del Gobierno español en este caso", han denunciado los miembros de la asociación.
Continuar su lucha desde España
Por su parte, el Gobierno español ha ofrecido este lunes a la activista que continúe su lucha desde España. "El Gobierno le está ofreciendo continuar su lucha desde España para que no acabe en Lanzarote. Cree que debe vivir para luchar no luchar para morir", tal y como ha mantenido Agustín Santos, el responsable de Exteriores encargado de las negociaciones.
Mientras llega una gestión eficaz para la solución de este conflicto, Haidar prosigue con su huelga de hambre que podría suponer un "proceso irreversible" y una "tragedia intolerable".