Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España triplicará en 5 años la investigación en niños gracias a la red de ensayos clínicos pediátricos

La reciente creación de la Red de Ensayos Clínicos en Edad Pediátrica en España permitirá triplicar este tipo de investigaciones en España en los próximos cinco años, cuando actualmente se realizan entre 200 y 300 al año, según han destacado los asistentes a un curso organizado por la Asociación de Medicina de la Industria Farmacéutica (AMIFE) y el Hospital Infantil Universitario Niño Jesús de Madrid.
El objetivo de esta iniciativa, según ha destacado el coordinador nacional de la Red Salud Materno Infantil y Desarrollo (SAMID), Máximo Vento, es "aumentar y liderar este tipo de investigación" para que España "deje de ser un país subsidiario" en la materia.
De hecho, ha añadido Lucas Moreno, investigador del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús, este trabajo en red es el que ha permitido a países como Reino Unido haber "avanzado mucho" en investigación pediátrica.
Esta nueva Red dispondrá de una importante base de datos alimentada por los 13 Grupos de trabajo de la Red SAMID y un sistema eficiente de estadística para las muestras. También contará con la plataforma Unidades de Investigación Clínica y Ensayos Clínicos (SCReN) del Instituto de Salud Carlos III y el apoyo de EnprEMA, que es la plataforma de la Agencia Europea del Medicamento para los ensayos clínicos en la edad pediátrica.
Además, permitirá estructurar los ensayos clínicos optimizando la capacidad de reclutamiento según los cálculos muestrales, la recogida electrónica de datos clínicos y la obtención, procesado y conservación de las muestras biológicas hasta su análisis posterior.
En ella deben estar incluidos los hospitales que realicen investigación pediátrica y, a su vez, también deben estar conectadas las asociaciones de pacientes, tanto para la difusión de un ensayo clínico o de toda la información que se precisa al respecto.
"De esta manera, cuando se ponga en marcha un estudio clínico (ya sea promovido por la industria farmacéutica o como investigación independiente), se daría a conocer en la Red para ver en qué centros se encuentran los pacientes con el perfil que se busca en el estudio, e incluso los propios pacientes podrían contactar con sus médicos al enterarse por la Red de ensayos que estudian su enfermedad", ha destacado Lourdes Herreros, del Grupo de Investigación Pediátrica de AMIFE.