Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Esperanza Aguirre defiende que "nunca" ha mentido sobre las listas de espera de los hospitales

La presidenta del PP de Madrid y portavoz en el Ayuntamiento de la capital, Esperanza Aguirre, ha defendido este martes que "nunca" mintió, siendo presidenta del Gobierno regional, sobre las listas de espera médica y que, es más, se comprometió a dimitir si había alguien que tardaba más de 30 días en ser operado.
En su facebook, la presidenta del PP madrileño ha respondido así a las acusaciones del concejal del PSOE Antonio Miguel Carmona, que el pasado fin de semana acusó a Aguirre de "engañar a los ciudadanos" tras conocer la lista de espera de la Comunidad de Madrid, con casi 80.000 pacientes.
Se trata de una lista con unas 20.000 personas más que las que se incluían hasta ahora porque la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha decidido volver a aplicar el criterio común para computar la lista y tiempos de demora del Sistema Nacional de Salud (SNS).
Para Aguirre, "no deja de tener cierta ironía" que la acuse de mentir "un representante del partido que dijo que nunca pactaría con los populistas de Podemos para, a renglón seguido, darles en bandeja la Alcaldía de Madrid.
En cuanto al tema en cuestión, ha señalado que "nunca" ha mentido "ni sobre las listas de espera quirúrgicas ni sobre nada". "En repetidas ocasiones dije mientras fui presidenta de la Comunidad de Madrid que dimitiría si alguien demostraba que había tenido que esperar más de 30 días para ser operado en Madrid", ha indicado.
En este sentido, ha apuntado que en 9 años, "la oposición fue incapaz de encontrar un sólo caso de alguien que hubiese debido esperar más de 30 días para ser operado".
Esperanza Aguirre también recuerda que se comprometió a que la Comunidad de Madrid "ofreciese operarse en otro hospital a quien no quisiera esperar a operarse en el suyo". "Así lo hicimos. Era el anestesista quien daba luz verde a la operación y el plazo para tener cita con él también era de 30 días", ha recordado.
La dirigente ha concluido recordando que la sanidad madrileña es "gratuita, universal y de la máxima calidad" y que "su altísimo nivel" es uno de sus "mayores orgullos" como antigua presidenta de la Comunidad de Madrid.
"Son, en el fondo, estas virtudes de la sanidad madrileña las que suscitan las quejas hoy de la oposición. Los madrileños tienen muy clara la calidad de su sanidad y ninguna mentira socialista les va a hacer cambiar de opinión", ha sentenciado.