Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Esperar el autobús perjudica la salud?

Un estudio realizado por científicos españoles analizó la saliva de 92 jóvenes, de los cuales el 40% no fumaba, ni tampoco sus familiares. Sin embargo, encontraron en su saliva restos de nicotina que los expertos atribuyen al humo que respiran cuando esperan el transporte público.
"Las marquesinas en la calle, en las grandes estaciones de ferrocarril con techos altos... hay una tendencia a fumar en estos sitios", asegura Esteve Fernández, del Instituto Catalán de Oncología.
En la parada del autobús no está prohibido fumar, en el metro o en las estaciones de Renfe sí, aunque mucha gente incumple la norma. "Ahora acabo de tirar el cigarrillo", confiesa divertida una viandante.
"Tienes que tragarte el humo que echan ellos", se queja una viajera de autobús mientras espera en la parada, mientras que otro asegura que "habrá que buscar todos los humos, no sólo los que emiten los fumadores".
Hasta un 30% de los fumadores se sienten sobreexpuestos al humo. Ahora, los científicos piden más rigurosidad a la hora de aplicar la ley. IM