Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estudian posibles tratamientos para el síndrome de piernas inquietas

Sacudidas, pinchazos y calambres en las piernas. Estos son los síntomas del síndrome de piernas inquietas. Las personas que padecen esta dolencia la sufren especialmente en los momentos de reposo. 
En el momento de irse a dormir o estar en reposo empiezan a mover las piernas y no pueden descansar. Según los especialistas del hospital Arnau de Vilanova
El cerebro pierde el control sobre los músculos y a los enfermos les resulta imposible poner control sobre sus extremidades. No pueden viajar en avión o comer con amigos porque son incapaces de mantenerse quietos.
Las consecuencias finales son problemas de atención en su vida diaria. Los aquejados de este síndrome son más proclives a tener más accidentes de tráfico. La medicación que les alivia es muy similar a la que deben tomar los enfermos de parkinson o alzheimer.