Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estudiantes se manifestarán el próximo martes en protesta por "los retrasos, la reducción y la inseguridad en las becas"

La Plataforma de Afectados por las Becas y el Sindicato de Estudiantes han convocado una manifestación el próximo martes (29 de abril) en Madrid para protestar por los retrasos en el pago de las partes fijas y variables de las becas, así como por la disminución que, según han asegurado, se ha producido en la cuantía de estas y por la inseguridad jurídica provocada a su juicio por la imposibilidad de que los estudiantes conozcan la cuantía final de sus becas y, por lo tanto, no puedan reclamar en caso de recibir una dotación inferior.
Representantes de ambas asociaciones se han presentado este martes en la puerta del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para entregar una carta dirigida al ministro del ramo, José Ignacio Wert, en la que califican de "inadmisible" la "tardanza en la notificación y posterior entrega de las becas que corresponden a los estudiantes y que ya les han sido asignadas".
Así, la portavoz del Sindicato de Estudiantes, Ana García, ha detallado que la manifestación del 29 de abril comenzará a las puertas del Ministerio de Educación Cultura y Deporte, a partir de las 18:30 horas, aunque no ha precisado cuál será el resto del recorrido.
Con esta marcha, ha indicado que los convocantes quieren "demostrar que no están dispuestos a aceptar que se les expulse y que se acabe con el derecho de la educación pública de los hijos de los trabajadores". En este punto, ha denunciado que Educación busca "acabar con la educación pública" y ha vaticinado que, de llevarse a cabo las medidas previstas, convertirán la Universidad en "un sitio reservado para las altas capas de la sociedad".
"Ningún estudiante que viva fuera de su casa puede vivir con 3.000 euros y pagarse la manutención, el transporte y todas las cosas que requiere", ha asegurado. Así, ha hecho un llamamiento no solo a los afectados sino "a todos, porque a los que se quiere quitar la educación pública es a todos", incluidos padres y profesores.
Mientras, la portavoz de la Plataforma de Afectados por las Becas, Almudena Abejar, ha asegurado que, como becaria "no ha recibido ni un euro de la beca y queda menos de un mes para terminar el curso académico". Además, ha asegurado que "la situación de otros muchos estudiantes es similar a la suya".
"Miles de estudiantes están en una situación en la que no se pueden permitir continuar con sus estudios. Están teniendo que abandonar los lugares en los que residen por sus estudios y volver a casa porque no pueden afrontar los costes que les supone el curso escolar porque el sistema de becas que se ha instaurado este año ha empezado con unos grandes retrasos tanto en la resolución como en los pagos", ha asegurado.
Asimismo, ha criticado la "completa opacidad" que, a su juicio, está adoptando el ministerio de cara a los estudiantes y que les sitúa en "una situación de absoluta indefensión e inseguridad". En este punto, ha recordado que el nuevo sistema "no permite a los estudiantes saber cuál será la cuantía final de su beca" hasta el momento de recibir la dotación.
Abejar también ha asegurado que, según los datos que maneja la plataforma, con el nuevo sistema "los estudiantes más necesitados, que recibían cuantías mayores en años anteriores se está viendo más gravemente perjudicados con reducción de alrededor del 20 por ciento". Así, ha recordado que "se dijo que este año habría el mayor presupuesto de la historia para becas y está siendo el año en que se están recibiendo las becas menores".
"O se mintió entonces o se está mintiendo ahora con las cuantías, pero claramente hay algo que no cuadra", ha lamentado.