Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Eurocámara respalda los cambios el etiquetado de eficiencia energética de electrodomésticos

La Comisión de Industria, Investigación y Energía del Parlamento Europeo ha apoyado este martes 14 de junio los cambios en la normativa comunitaria para modificar el etiquetado de eficiencia energética de eletrodomésticos para facilitar su comprensión por parte de los comsumidores.
En concreto, los eurodiputados han pedido introducir una escala comprendida desde la A a la G en los próximos cinco años que sustituya a las etiquetas actuales A+, A++ y A+++, de forma que los consumidores no sean engañados al pensar que la clase A es una de las más eficientes del mercado cuando, de hecho, puede ser de las menos eficientes.
Además, la Comisión de Energía ha establecido que las etiquetas deben incluir información sobre la clase de eficiencia energética del modelo del producto, así como de su consumo absoluto de kilovatios por hora (kWh) al año o en un periodo determinado.
Por otro lado, los suministradores y comerciantes tendrán que informar sobre la clase de eficiencia energética de cada producto en todos los anuncios visuales o material promocional para cada modelo específico del producto.
De la misma forma, los eurodiputados han abogado por crear una base de datos de productos que consista en una página web donde sea accesible información individualizada que además esté disponible en todos los idiomas de los países donde se vende el producto.
En cualquier caso, la Comisión de Energía ha propuesto incluir algunas excepciones a estas normas, entre otras, a productos de segunda mano y a medios de transporte cuyo motor permanezca en el mismo lugar durante la operación, como ascensores o elevadores.
El pleno del Parlamento Europeo votará su posición final en la próxima sesión con el objetivo de fijar el mandato que permita iniciar las negociaciones con el Consejo de la UE.
La Oficina Europea de Medio Ambiente (EEB por sus siglas en inglés) ha lamentado en un comunicado que se retrase la entrada en vigor de unas normas "claras" sobre el etiquetado energético.
"El decepcionante voto es haber perdido una oportunidad para permitir que los consumidores elijan verdaderamente informados sobre los electrodomésticos que compran", ha criticado el coordinador de la campaña Coolproducts, Stephane Arditi.