Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Eurocámara aprueba reglas que obligan a Frontex al salvamento de inmigrantes en riesgo

El pleno del Parlamento Europeo ha aprobado este miércoles --por 528 votos a favor, 46 en contra y 88 abstenciones-- nuevas reglas que obligarán a los policías fronterizos que participen en patrullas de la Agencia Europea de Control de Fronteras (Frontex) a dar prioridad a la búsqueda y salvamento de inmigrantes en riesgo en el mar con el fin de evitar tragedias como la de Lampedusa.
Además, Frontex no podrá bloquear y rechazar la llegada de barcos de inmigrantes en alta mar. Sus agentes únicamente estarán autorizados a avisarles de que no pueden entrar en las aguas territoriales de un Estado miembro.
Las nuevas reglas --que ya han sido pactadas con los Gobiernos de los 28-- no serán no obstante de aplicación obligatoria a las operaciones puramente nacionales.
El texto legal impide que se apliquen sanciones penales para los capitanes de barcos o los pescadores que rescaten a inmigrantes llegados a la UE de manera irregular a través de sus fronteras marítimas.
Las reglas incluyen procedimientos para garantizar que las personas que necesitan protección internacional, las víctimas de tráfico de seres humanos, los menores no acompañados y otras personas vulnerables sean identificadas y se les de la ayuda apropiada. Sólo después de que los inmigrantes hayan sido identificados se les podrán aplicar medidas coercitivas.
La Eurocámara ha reforzado las disposiciones para garantizar el cumplimiento del principio de no devolución, según el cual los inmigrantes no pueden ser devueltos al país de origen o a ningún otro país donde corran el riesgo de persecución o tortura. Así, los agentes que se planteen desembarcar a inmigrantes interceptados en un país tercero deberán seguir un procedimiento que estará sujeto a inspección.