Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Eurocámara rechaza revisar las directivas de la Naturaleza y pide aplicarlas mejor

El Parlamento Europeo ha mostrado este martes su rechazo a revisar las directivas de la Naturaleza, tal y como ha propuesto la Comisión Europea, al considerar que esto pondría en peligro la implementación de la estrategia de la biodiversidad, y ha instado a aplicarlas mejor en lugar de modificarlas.
En la misma línea, los europarlamentarios han asegurado que esta revisión abriría un periodo de incertidumbre legal con el riesgo de que podría resultar en una legislación "más débil" sobre la protección y la financiación del medio ambiente. Además, han añadido que esto "sería malo para la naturaleza, para la gente y para las empresas".
La Eurocámara ha adoptado esta iniciativa particular con 592 votos a favor, 52 en contra y 45 abstenciones en la que asegura que los objetivos sobre biodiversidad para 2020 no podrán ser alcanzados "sin esfuerzos adicionales" y han cifrado en 50.000 millones los costes de fracasar en ello.
Asimismo, han recalcado que las directivas de la Aves y Hábitats deben ser reforzadas y su cumplimiento mejorado a través, por ejemplo, de multas "proporcionadas, disuasivas y efectivas", por lo que han pedido a Bruselas que presente una propuesta específica sobre el desarrollo de la red transeuropea de infraestructura verde en 2017 y avance con los Estados miembro en la puesta en marcha de corredores ecológicos para especies concretas.
Por otro lado, los eurodiputados han lamentado que la legislación comunitaria no recoja inspecciones "coherentes y efectivas" ni vigilancia para detectar y prevenir infracciones, y ha instado al Ejecutivo comunitario a presentar una propuesta legislativa sobre inspecciones medio ambientales.
De la misma forma, la iniciativa alerta sobre los diferentes niveles de aplicación de la normativa medioambiental en la UE y han recordado que en 2012 sólo el 58% de los espacios Natura 200 contaban con planes de gestión.