Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Europa autoriza 'Letifend' (LETI), la primera vacuna española recombinante contra la leishmaniosis canina

Laboratorios LETI ha anunciado que la Comisión Europea ha concedido la autorización de comercialización a la vacuna 'Letifend', una innovadora vacuna contra la 'Leishmania infantum' que estará a disposición de los veterinarios de Europa para inmunizar a los perros contra el desarrollo de la enfermedad, ayudando a reducir una posible infección en humanos.
La vacunación, en la medida que reduzca el número de perros infectados, es previsible que reduzca el reservorio de parásitos y con la reducción del reservorio se deberá reducir en alguna medida el riesgo de infección para las personas.
Tras dos años de estudios en más de 500 perros, la compañía ha observado que se trata de una vacuna segura. "Es una vacuna innovadora porque persigue proteger contra la enfermedad sin necesidad de que la vacuna lleve un adyuvante", explica a Europa Press el presidente de Laboratorios LETI, Jaime Grego, quien afirma que "el riesgo de contraer la enfermedad para los perros vacunados es casi 10 veces menor".
Esta nueva vacuna de segunda generación es el resultado de la aplicación de tecnología DNA recombinante y se caracteriza por el hecho de que la vacuna se ha diseñado para contener antígenos específicamente seleccionados de determinadas proteínas 'L. infantum'.
Concretamente, se trata de la primera vacuna recombinante desarrollada en Europa contra la Leishmaniosis. Y LETI es la primera empresa española que ha desarrollado una vacuna contra la Leismaniosis canina, la segunda que lo ha hecho en Europa y la tercera en el mundo.
"Estamos seguros de que cambiará el paradigma en la prevención de la leishmaniasis canina y seguimos trabajando para el desarrollo de la vacuna humana", afirma Grego, quien recuerda que algunos de los actuales tratamientos contra la enfermedad son tóxicos y generan rechazo.
"Supone un paso importante para la salud animal y también desde el punto de vista científico por el desarrollo que se ha hecho y para nosotros es un impulso, no solo de conocimiento, también financiero para invertir en la vacuna de uso humano, que sería una gran satisfacción", añade.
VACUNA HUMANOS
De este modo, esta nueva vacuna viene a proporcionar a los veterinarios una herramienta segura y eficaz para la inmunización activa de perros no infectados a partir de los seis meses, para reducir el riesgo de desarrollar una infección activa y/o una enfermedad clínica tras la exposición a 'Leishmania infantum'.
Durante casi 25 años, Laboratorios LETI ha estado comprometido en el desarrollo de vacunas para la leishmaniosis canina y humana. La autorización de comercialización por la Comisión Europea valida la robustez de los estudios sobre la seguridad y eficacia de 'Letifend'.
La Leishmaniosis humana es endémica en 88 países; hay más de 350 millones de personas en riesgo de infección y unos 12 millones de personas infectadas. La Leismaniosis Cutánea produce desfiguraciones permanentes muy graves y otros daños en la piel, a menudo desde la infancia. La Leishmaniosis Visceral suele ser mortal. Cada año, en el mundo, 2 millones de personas son infectadas y unas 59.000 fallecen. En España, en 2009 se declararon 15 casos; y en 2012, debido a un brote en Fuenlabrada, Leganés y Getafe, se declararon 299.
"Las personas que se infectan pero que consiguen superar la enfermedad, las secuelas que tienen son importantes; en el rango de importancia de las secuelas de enfermedades infecciosas según la Organización Mundial de la Salud la leishmaniosis se encuentra en noveno lugar", explica Grego.
La leishmaniosis canina debida a 'Leishmania infantum' es una zoonosis global potencialmente letal en el perro, el cual representa el reservorio principal doméstico y es clave en la transmisión de la enfermedad a humanos. Además de ser altamente prevalente en el área mediterránea, se estima que la infección actualmente es endémica en más de 70 países en Europa, África, Asia y América.