Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Europa aprueba 'Tagrisso' (AstraZeneca) para el cáncer de pulmón no microcítico metastásico

La Comisión Europea ha concedido la autorización condicional de comercialización a osimertinib, registrado por AstraZeneca con el nombre de 'Tagrisso', en comprimidos de 80 mg administrados una vez al día, para el tratamiento de pacientes adultos con cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) localmente avanzado o metastásico con mutación positiva del receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR) T790M.
"Osimertinib define una nueva generación de tratamientos selectivos con ITK del EGFR y la autorización de la Comisión Europea mediante el procedimiento acelerado refleja la importancia de este medicamento innovador para atender las necesidades de los pacientes con cáncer de pulmón que presentan la mutación T790M. Estamos ahora ampliando nuestros conocimientos sobre la actividad clínica de osimertinib para investigar todas las posibilidades que puede ofrecer a los pacientes con cáncer de pulmón con EGFRm en diferentes contextos terapéuticos", ha aseverado el vicepresidente ejecutivo de Global Medicines Development y director médico de AstraZeneca, Sean Bohen.
En concreto, osimertinib está indicado para pacientes con CPNM y mutación T790M, hayan o no recibido tratamiento previo con un inhibidor de la tirosina kinasa (ITK) del EGFR. La elegibilidad de los pacientes para recibir tratamiento con osimertinib dependerá de la presencia de la mutación T790M mencionada, que se determinará utilizando un método diagnóstico validado basado en el análisis de una muestra de tejido tumoral o de sangre.
Y es que, tal y como ha comentado el jefe de servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, Luis Paz-Ares, aproximadamente el 20 por ciento de los cánceres de pulmón presentan aberraciones genéticas predictivas de beneficio terapéutico con fármacos específicamente dirigidos a las dianas moleculares alteradas.
"El ejemplo paradigmático de la medicina de precisión en el cáncer de pulmón lo representa la mutación del gen EGFR. Los tumores con alteración en este oncogen se benefician en mayor medida del tratamiento con ITK del EGFR que de quimioterapia. En el momento de la progresión a los ITK de primera o segunda generación, en caso de deberse a la mutación de resistencia T790M en el mismo gen el tratamiento con inhibidores específicos, también llamados de tercera generación, como osimertinib aportaría al paciente un beneficio adicional relevante", ha explicado el experto.
MOMENTO "EMOCIONANTE" PARA LOS PACIENTES CON CÁNCER DE PULMÓN
Por su parte, el presidente de la Global Lung Cancer Coalition, el doctor Matthew Peters, ha recordado que es un momento "emocionante" en la atención a los pacientes con cáncer de pulmón, dado que, a su juicio, la posibilidad de identificar con precisión a los pacientes que tienen diferentes tipos de cáncer de pulmón a través de las mutaciones genéticas que presentan y poder predecir su respuesta a tratamientos selectivos, supone una manera "más precisa y eficiente" de enfocar el manejo de quienes tienen esta enfermedad.
"Las personas que presentan mutaciones del EGFR, incluyendo la T790M, tienen respuestas subóptimas a los tratamientos habituales. La determinación del estado de la mutación T790M en los pacientes con cáncer de pulmón por medio del análisis de una muestra tumoral o simplemente de sangre, y la orientación de los pacientes a tratamientos como osimertinib que están específicamente diseñados para este tipo de mutaciones, ofrecen mejores perspectivas para lograr resultados duraderos", ha argumentado.
De hecho, las mutaciones en el receptor EGFR pueden dar lugar a un crecimiento celular descontrolado y a la formación de tumores. Osimertinib actúa tanto sobre la mutación del EGFR que desencadena el desarrollo del cáncer, como sobre la mutación T790M responsable de la resistencia de los tumores al tratamiento actual con ITK de primera y segunda generación del EGFR.
Además, casi dos tercios de los pacientes con CPNM cuya enfermedad progresa después del tratamiento con un inhibidor del EGFR presentan la mutación T790M, para la cual existen pocas opciones terapéuticas. No obstante, un pequeño número de pacientes (aproximadamente el 3-5%) tienen la mutación T790M en el momento del diagnóstico de la enfermedad.
DOS ESTUDIOS FASE II Y UN ESTUDIO DE EXTENSIÓN FASE I
La autorización de osimertinib en la UE se basa en los datos de dos estudios fase II (extensión del estudio 'AURA' y estudio 'AURA2') y el estudio de extensión fase I 'AURA', en los que se demostró su eficacia en 474 pacientes que presentaban CPNM con mutación positiva del receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR) T790M y que habían experimentado progresión de la enfermedad durante o después de la administración de un ITK del EGFR.
La tasa de respuesta objetiva (TRO, una medida de disminución del tamaño del tumor) fue del 66 por ciento en los estudios de fase II combinados y del 62 por ciento en el estudio de fase I. La supervivencia libre de progresión (SLP) fue de 9,7 meses en los estudios fase II combinados y de 11 meses en el ensayo fase I. La mediana de la duración de la respuesta (DR) en el estudio fase I fue de 9,7 meses y no se alcanzó en los estudios de fase II combinados.
"Este incremento significativo en el control de la enfermedad debiera de reflejarse en un aumento en la supervivencia. Es previsible que los pacientes con cáncer de pulmón avanzado EGFR mutado que reciban osimertinib, además de los tratamientos ya disponibles de utilidad en este contexto como inhibidores de EGFR de primera o segunda generación o quimioterapia, obtengan un beneficio en la supervivencia", ha señalado Paz Ares.
La autorización de comercialización en la Unión Europea se ha obtenido por medio del procedimiento de evaluación acelerada de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA). En Estados Unidos se concedió su autorización por el procedimiento acelerado en noviembre de 2015 y en el Reino Unido está disponible desde diciembre de 2015 al haberse acogido al Sistema de Acceso Rápido a Medicamentos. En Japón, la Agencia de Medicamentos y Productos Sanitarios concedió la revisión prioritaria a osimertinib.