Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Exclusiva: Iñaki Urdangarín regresa a Barcelona de nuevo

Iñaki Urdangarín, ha regresado a Barcelona. El marido de la Infanta Cristina y el caso Nóos vuelven a plena actualidad. El juez Castro ha llamado a declarar a quince testigos los próximos 11 y 12 de abril en el marco de unas diligencias dirigidas a esclarecer cómo fueron gestados los Valencia Summit organizados en 2004, 2005 y 2006 por el Instituto Nóos a petición de la defensa del exsecretario autonómico de Turismo Luis Lobón, imputado en el proceso.
Luis Lobón planteó en 2012 que Castro se retirara de esas pesquisas, relacionadas con Valencia.
Además, el Duque ha negado haber pagado tres hipotecas de distintos inmuebles -un piso de Terrasa y dos de Palma- con dinero ilícito, como aporta Manos Limpias, asegurando que procedía de lo ganado en Telefónica durante los años 2011 y 2012. De demostrarse lo que plantea Manos Limpias, Urdangarín, su exsocio Diego Torres y su mujer a Ana María Blanco, podrían ser imputados por blanqueo de capitales, algo que hasta en dos ocasiones ha rechazado el titular del Juzgado nº 3 de Palma. El magistrado insular explica que no se puede aplicar a este caso la reforma del Código Penal de 2010 en lo que a la tipificación del blanqueo se refiere.
El sindicato considera que Urdangarin, Torres y Tejeiro son presuntamente responsables de un delito de blanqueo al lucrarse "en su propio beneficio" del dinero que de forma ilícita obtuvieron de las Administraciones públicas a través del Instituto Nóos y que posteriormente desviaron a sociedades de su entramado empresarial.
LOS BANCOS DE LA INFANTA
Además, la defensa de la Infanta Cristina también ha movido ficha y han solicitado a la juez Castro, los movimientos bancarios de una de las cuentas que el magistrado ha solicitado entre los años 2008, 2009 y 2010. En concreto es de la Caixa, de entre otras que tiene y de las que también ha pedido sus extractos Castro: Banco Santander, Privat Bank Degroof, Caja Araba Eta Gazteiko Aurreski, Caixabank, y Citibank España.
Castro querría así comprobar si Urdangarín destinó, el 27 de diciembre de 2006, un total de 150.000 euros a una ampliación de capital después de que ese mismo día fuese transferida esta cantidad desde una cuenta de Aizoon a otra cuenta de ahorro de su titularidad y en la que tenía firma autorizada la Infanta.
El hecho de que la hija del Rey figurase como vocal en el Consejo de Administración del Instituto y como socia al 50 por ciento de Aizoon, comenzó a suscitar las sospechas de los investigadores en torno a hasta qué punto la Duquesa era conocedora de las actividades supuestamente irregulares desplegadas por Urdangarin y por Torres.