Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Experta asegura que la mediación sanitaria contribuye a fortalecer la relación de confianza entre médico y paciente

La profesora titular de la Facultad de Trabajo Social de la Universidad Complutense de Madrid, María Pilar Munuera Gómez, ha asegurado que la mediación sanitaria contribuye a fortalecer la relación de confianza entre médico y paciente, relación que, a su juicio, es "primordial" para el ejercicio de la Medicina.
La experta se ha pronunciado así con motivo de la publicación de su libro 'Mediación Sanitaria', presentado recientemente en el Hospital Quirónsalud Toledo.
"La exploración de las necesidades de las partes por parte del mediador puede llevar a su acercamiento y modificar aquellas actitudes que no favorezcan el encuentro entre el profesional de la medicina y el paciente. La principal ventaja de su utilización es que confiere (o restituye) el poder y el protagonismo a los propios mediados en el proceso de su crecimiento personal y, consecuentemente, en la resolución de los conflictos en sus relaciones personales", ha señalado.
PRIMERA LEY QUE INTRODUCE LA MEDIACIÓN SOCIAL
En este sentido, ha informado de que la Ley 1/2015, de 12 de febrero, del Servicio Regional de Mediación Social y Familiar de Castilla-La Mancha, introduce la mediación social y la resolución de nuevos conflictos a través de la mediación que no son contemplados en anteriores leyes sobre la materia publicadas en España.
Se trata de la primera ley de estas características que trata la posibilidad de acudir a la mediación sanitaria para resolver las controversias entre profesionales y pacientes, que de otra forma terminarán judicializándose, con costes económicos y emocionales indeseados para las partes. Esta normativa, según ha comentado, supone un avance para lograr "mayor calidad" en las prestaciones sanitarias, con el fin de lograr "mayor seguridad" en los profesionales y en la satisfacción de los pacientes.
"La creación de servicios de mediación sanitaria con personal formado y especializado, y sistemáticas de trabajo protocolizadas, serán la semilla de un nuevo estilo en las relaciones interpersonales dentro de la sanidad", ha argumentado.
Finalmente, el director general de Calidad y Humanización de la Asistencia de la Consejería de Salud de Castilla la Mancha, Rodrigo Gutiérrez, ha recordado que la resolución extrajudicial de conflictos en el ámbito sanitario adquiere cada vez más relevancia, aunque en nuestro entorno queda mucho todavía para alcanzar los niveles existentes en el ámbito anglosajón.