Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Experto asegura que las terapias combinadas permiten tratar lesiones que antes se consideraban "malditas"

El médico deportivo del Hospital de Día Quirónsalud Donostia, Ricardo Jiménez, ha asegurado que las terapias combinadas están permitiendo tratar lesiones que antes se consideraban "malditas" como, por ejemplo, las tendinopatías crónicas.
El experto se ha pronunciado así en la Jornada de Medicina del Deporte, organizada por Ekime, la Sociedad Vasca de Medicina del Deporte, bajo el título 'Tratamientos biorreguladores en la patología musculoesquelética del deportista: un enfoque multidisciplinar'.
"Desde hace un año aplicamos en el Hospital de Día Quirónsalud Donostia, las terapias combinadas, factores de crecimiento y electrólisis percutánea intratisular (EPI) y están siendo especialmente interesantes en patologías de partes blandas de evolución crónica. Tendinopatías crónicas que son un pequeño cajón de sastre que a veces nos desesperaba con las terapias que desistían hasta este momento", ha explicado.
A su juicio, los procesos de regeneración e infiltración en zonas lesionadas que están permitiendo que los deportistas tengan una recuperación mucho más rápida. "La terapia de factores de crecimiento consiste en aprovechar unas células que obtenemos de la propia sangre de la persona después de un proceso de centrifugación y utilizar los componentes celulares para ayudar a los procesos de regeneración e infiltrarlos en las zonas lesionadas con el fin de conseguir una recuperación más rápida", ha analizado Jiménez.
Asimismo, prosigue, en el caso de la EPI es una técnica por la cual una corriente galvánica, conectada a una aguja y con control ecográfico, permite incidir sobre las zonas lesionadas provocando un efecto regenerador. Y es que, primero provocan una especie de cauterización, limpian esa zona de los elementos nocivos que contiene para en una segunda fase, estimular que la parte sana regenere esa zona dañada", asegura el médico deportivo.
"Tristemente este tipo de servicios, reconocimientos médicos, se ponen de moda y cobran actualidad cuando vemos casos de muertes súbitas, evidentemente la realización de este tipo de reconocimientos, aunque no asegure que una persona no vaya a tener un problema, si que minimiza bastante los riesgos. Pero yo no me quedaría solo en eso. Quizá lo más especifico de los reconocimientos, sin llegar a situaciones tan dramáticas, sea establecer la idoneidad. Para esta persona concreta qué actividades específicas son adecuadas", ha recalcado.
Finalmente, el doctor ha informado de que hay experiencias, sobre todo en Italia, que demuestran cómo desde que se implanta este tipo de reconocimientos el porcentaje de muerte súbita en personas que hacen deporte con relación a las personas sedentarias se ha modificado de una forma sustancial. "De forma que se corrobora la bonanza y la efectividad de este tipo de chequeos para detectar problemas antes de que se produzcan situaciones serias o graves", ha zanjado el especialista.