Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Experto destaca la necesidad de estudiar si la cirugía robótica es útil para enfermos, cirujanos, hospitales e industria

El profesor José Luis Balibrea ha destacado, durante la jornada 'Controversias en cirugía mínimamente invasiva' organizada por la Academia Médico Quirúrgica Española en el Hospital Universitario HM Sanchinarro de Madrid, la necesidad de estudiar si la cirugía robótica, que se ha desarrollado con unos resultados "totalmente satisfactorios", tiene utilidad para el enfermo, el cirujano, el hospital y la industria.
Durante la jornada, en la que han participado el presidente de HM Hospitales, Juan Abarca, y el presidente de la Academia Médico Quirúrgica Española, Luis Ortiz, se han celebrado diferentes mesas redondas en las que se tratado temas como la cirugía mínimamente tiroidea, la patología hepática con abordaje mínimamente invasivo, la cirugía esofagogástrica mínimamente invasiva, quimioterapia hipertérmica intraperitoneal y cirugía mínimamente invasiva y el tratamiento del cáncer colorrectal con cirugía laparoscópica o con cirugía robótica.
En concreto, en el primer encuentro, moderado por la codirectora del servicio de Cirugía General y Digestiva de HM Sanchinarro, Yolanda Quijano, y el doctor del Hospital 12 de Octubre de Madrid Eduardo Ferrero, han participado los doctores Juan Alcalde (Clínica Universitaria Pamplona) y Augusto García (Hospital Universitario Ramón y Cajal).
Allí, Alcalde ha destacado algunas de las ventajas que aporta el uso del robot 'Da Vinci' en la cirugía de tiroides como, por ejemplo, que permite una posición "más cómoda" al cirujano y que da una "excelente visualización" de la anatomía cervical. Por su parte, García Villanueva ha comentado que la cirugía mínimamente invasiva en la patología tiroidea lleva un ritmo "más lento".
"Una nueva tecnología no debe adoptarse si no tiene un claro beneficio para los pacientes, se deben contrastar sus resultados con los de la cirugía convencional. Aunque la cirugía mínimamente invasiva supone menos dolor postoperatorio, menor pérdida de sangre y mejor resultado estético, los costes son más elevados y todavía no ha demostrado ser superior a la técnica convencional abierta", ha señalado García Villanueva.
Asimismo, el doctor Manuel Marcello ha analizado la cirugía hepática mínimamente invasiva y ha asegurado que uno de cada 100 pacientes que se somete a cirugía hepática por patología maligna lo hace con un abordaje laparoscópico. En cuanto al desarrollo más lento de la cirugía laparoscópica pancreática, el experto ha explicado que se debe a la localización anatómica del páncreas y la proximidad a estructuras vasculares complejas.
"Cualquier actualización en técnica quirúrgica debe conseguir alcanzar un objetivo terapéutico. Además, cada vez se instauran más robots en España y en el resto del mundo, y por tanto se llevan a cabo más procedimientos por vía robótica por parte de todas las especialidades médicas. En este sentido, no es necesaria la formación en cirugía laparoscópica para poder utilizar el robot. Podemos conseguir una situación de desarrollo técnico a través de la adquisición de capacidades adquiridas que podrían llevarnos a asumir determinados desafíos, pero todo cirujano tiene que realizar el tipo de abordaje en el que el riesgo sea el más bajo, ya sea cirugía abierta, laparoscópica o robótica", ha enfatizado Quijano.
CIRUGÍA ESOFAGOGÁSTRICA MÍNIMAMENTE INVASIVA
Por otra parte, el doctor del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, Carmelo Loinaz, ha asegurado que cuando se uso de la cirugía laparoscópica en el abordaje de patologías esofagogástricas la mortalidad es menor que cuando se hace con cirugía abierta, si bien ha reconocido que, aunque se ha demostrado que es un método "seguro y eficaz", todavía es "pronto" para sacar conclusiones.
Del mismo modo, el doctor de HM Sanchinarro, Benedetto Ielpo, ha aludido a un estudio comparativo efectuado en HM Sanchinarro, entre cirugía abierta y robótica en cirugía gástrica y en el que se ha comprobado que la segunda requiere más tiempo de intervención, pero se asocia a menor sangrado y menor estancia hospitalaria.
Respecto al abordaje de la carcitomatosis retroperitoneal, que consiste en la citorreducción quirúrgica para que no queden residuos tumorales visibles y la quimioterapia hipertérmica intraperitoneal, el doctor del Hospital Universitario Son Espases de Palma de Mallorca, Rafael Morales, ha informado de que se está consiguiendo llevar a cabo "con éxito" la citorreducción con cirugía mínimamente invasiva (laparoscopia) y no se descarta que en un futuro se pueda hacer con cirugía robótica.
"Todavía es necesario el avance de los métodos de estudio preoperatorios por imagen que permitan un adecuado desarrollo de la citorreducción por laparoscopia seguida de la quimioterapia hipertérmica intraperitoneal con seguridad. Creemos que, salvo en situaciones muy seleccionadas, la laparoscopia todavía no puede ofrecer absolutas garantías", ha puntualizado el doctor de HM Sanchinarro, Eduardo Díaz.
Dicho esto, el experto ha aseverado que la asociación de quimioterapia hipertérmica intraperitoneal y cirugía mínimamente invasiva tendrá una especial indicación en un futuro "muy próximo" en el tratamiento de tumores digestivos con alto riesgo de desarrollar en el futuro carcinomatosis peritoneal.
CÁNCER COLORRECTAL
Finalmente, el doctor del Hospital Universitario Fundación de Alcorcón (Madrid), José Mª Fernández, se ha referido al tratamiento del cáncer colorrectal con cirugía laparoscópica o con cirugía robótica, argumentando que, aunque la cirugía laparoscópica en esta patología es una intervención estandarizada, la tasa de implementación sigue siendo baja.
"Los resultados de los ensayos clínicos demuestran que la incidencia de complicaciones de la cirugía abierta y cirugía laparoscópica es muy similar. Además, es posible que la laparoscopia aporte beneficios inmunológicos a los pacientes con cáncer colorrectal en estadio 3", ha apuntado.
Además, el doctor de HM Sanchinarro, Hipólito Durán, ha asegurado que los resultados obtenidos en intervenciones de cáncer colorrectal con cirugía laparoscópica o robótica eran "muy parecidos", si bien ha avisado de que la cirugía laparoscópica tiene "varias limitaciones", como una maniobrabilidad reducida y la posibilidad de acceder al espacio pélvico inferior en enfermos varones con importante obesidad.
"La cirugía robótica desempeña en estos momentos un papel importante en el tratamiento de estos procesos, pero un problema, y es que el gasto es mayor. Allá donde se vaya a implementar un programa de cirugía robótica es necesaria un importante inversión económica por parte de la institución", ha zanjado.