Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos recuerdan que el mar de Alborán es la zona con mayor actividad sísmica dentro de la Península Ibérica

Los expertos del grupo de Geofísica Aplicada de la Universidad de Almería (UAL) han recordado este lunes que el mar de Alborán es la zona con mayor actividad sísmica dentro de la Península Ibérica tras el terremoto de magnitud 6,3 en la escala de Richter registrado durante esta madrugada frente a las costas de Alhucemas (Marruecos) y que se ha dejado sentir con especial virulencia en Melilla y buena parte de Andalucía.
El investigador del grupo, Manuel Navarro, ha señalado que tras un terremoto como el vivido este lunes "suelen darse réplicas". "Hasta ahora no hay una relación unívoca en la cual cada vez que haya una causa, de un efecto directo de un terremoto con la suficiente precisión espacio-temporal como para tomar medidas antes del terremoto", ha indicado.
El grupo de investigación al que pertenece este profesor trabaja en la detección precoz de los movimientos sísmicos en coordinación con el Instituto Andaluz de Geofísica. Desde la UAL cuentan con una red sísmica propia que está desplegada en Almería, Roquetas de Mar, El Ejido, Almerimar y Adra.
Ante un seísmo, el investigador recomienda permanecer en casa y "meterse debajo de una mesa para protegerse de la caída de objetos", para salir a la calle cuando éste termine. Una vez fuera, hay que alejarse de los edificios y si hay un plan de emergencia municipal de evacuación, dirigirse a los puntos de encuentro.
Navarro recomienda también en las zonas como Almería en la que hay una gran actividad sísmica "fijar estanterías y objetos susceptibles de caer, tener un pequeño botiquín preparado o una radio con pilas porque las líneas telefónicas se saturan con los terremotos".