Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos en Oncología Radioterápica aseguran que la Tomoterapia es eficaz en pacientes con tumores nasofaríngeos

Especialistas en Oncología Radioterápica del Grupo Instituto Madrileño de Oncología (IMO) han asegurado que el tratamiento de irradiación con un equipo de alta tecnología como la Tomoterapia es eficaz en pacientes con tumores nasofaríngeos, concretamente en los que requieren un tratamiento de re-irradiación debido a la recaída o revida recidiva en la misma zona.
Han llegado a esta conclusión gracias a un estudio en el que han participado 17 pacientes, de los cuales 13 eran hombres, con una media de 57 años y un seguimiento de 3 años de evolución. En estos momentos, están en la primera de las fases del estudio, cuyos resultados "deberán refendarse con una muestra mayor de pacientes con este tipo de tumor con el objetivo de consolidar estos resultados", ha afirmado uno de los autores del estudio y oncólogo radioterápico, el doctor José Luis López Guerra.
El doctor López Guerra ha explicado que las conclusiones más relevantes de este trabajo científico son, por un lado, que "la reirradiación con Tomoterapia en pacientes con recaídas locorregionales de cáncer nasofaríngeo permite alcanzar buenos resultados de control local de la enfermedad tumoral y de supervivencia, con una aceptable toxicidad" y, por otro, que en pacientes con alto riesgo de sufrir efectos secundarios severos y que precisen reirradiación, la Tomoterapia es una excelente opción" por su "eficacia terapéutica" y porque "evita graves efectos secundarios".
"Gracias a este procedimiento terapéutico hemos valorado su eficacia ya que en los primeros tres años de seguimiento se logró un control local de la enfermedad tumoral en el 80 por ciento de los pacientes y su supervivencia también alcanzó esa misma cifra", ha indicado López Guerra.
En cuanto a los efectos secundarios, "el 50 por ciento de los pacientes presentaron algún trastorno leve o moderado, como dermitis o mucositis, que respondieron bien a los tratamientos médicos aplicados", ha añadido este experto.
Además, ha señalado que "ningún paciente tuvo efectos secundarios severos a largo plazo" y que, tras un análisis de evolución de los enfermos, han observado que los pacientes que habían tenido el tratamiento de re-irradiación más prolongado, presentaban "una mayor tendencia a tener más efectos secundarios".