Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos en Ozonoterapia piden a la OMS que autorice el tratamiento con ozono a los contagiados

La Federación Internacional de Ozono Médico (IMEOF) asegura que la Ozonoterapia es una posible solución para atacar el virus del ébola, por su acción estimulando el sistema inmunológico, y, por tanto, pide a la Organización Mundial de la Salud (OMS), así como al resto de autoridades sanitarias y ONG que trabajan sobre el terreno que autoricen su uso dentro de sus protocolos médicos.
"Las propiedades antivirales y antibacterianas del gas ozono son ampliamente reconocidas. El virus del ébola tiene muy pocas posibilidades de sobrevivir a la exposición directa del gas. Después de algunos ciclos de tratamiento, el sistema inmune es capaz de voltear el equilibrio y controlar la infección, sin efectos secundarios para el paciente", ha señalado la doctora Adriana Schwartz, presidenta de IMEOF y de la Asociación Española de Profesionales Médicos en Ozonoterapia (AEPROMO).
La ozonoterapia es un tratamiento seguro, que estimula el sistema inmunológico, y, explican, "podría estar fácilmente disponible en grandes cantidades a un bajo costo, incluso en las regiones más marginadas del mundo".
El pasado mes de septiembre, AEPROMO ofreció sus servicios a las autoridades sanitarias españolas para tratar con ozonoterapia al médico y religioso español Manuel García Viejo, quien murió a causa del ébola en el Hospital madrileño Carlos III días después de ser repatriado. El ofrecimiento, según informan, "fue rechazado sin que se le hubiera suministrado explicación alguna".
"Rechazo dado a pesar que las mismas autoridades sanitarias reconocieron que ni siquiera disponían de los tratamientos experimentales para administrárselos al paciente, y que la evidencia de que funcionaran contra el ébola era nula. El religioso solo recibió tratamiento de soporte vital", explica la doctora.
Schwartz, en su calidad de presidenta, ha vuelto a ofrecer los servicios de IMEOF para capacitar al personal sanitario dedicado a combatir el ébola y enviar un equipo médico especializado a la zona de conflicto para implementar la terapia.
El ozono es un gas muy inestable, no se puede envasar ni almacenar, por lo tanto, no se puede vender en farmacias, y ésta es una de las principales razones que hacen que este tratamiento no esté disponible en esta emergencia internacional. "A las compañías farmacéuticas no les conviene que se implemente la ozonoterapia por la gran pérdida de dinero que eso les significaría", añade.
La ozonoterapia se un tratamiento médico que, como no puede ser de otra manera, "sólo puede ser practicado por profesionales de la salud debidamente capacitados y formados", y que actúan de acuerdo a protocolos previamente establecidos por la comunidad científica internacional organizada de ozonoterapia.