Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos destacan el papel de los enfermeros para mejorar la adherencia al tratamiento en esclerosis múltiple

Expertos reunidos en la jornada 'Claves en la gestión del paciente en las consultas de Enfermería de EM', organizada por Merck, han destacado el papel de los enfermeros en la mejora de la adherencia al tratamiento de los pacientes con esclerosis múltiple.
Y es que, tal y como se ha puesto de manifiesto, el momento del diagnóstico es clave tanto para el paciente como para todo su entorno, y aunque se enfrentarán a las siguientes etapas sin un orden establecido, puesto que cada uno afronta los obstáculos a su manera, ese momento inicial dependerá de cómo lo afronte el paciente.
Asimismo, si bien no es sencillo, sus familiares deberán mantener su rol previo al diagnóstico: "El papel de estas personas varía, y el paciente de esclerosis múltiple ha de buscar ser independiente", ha explicado la enfermera senior del Centro de Esclerosis Múltiple de Cataluña (Cemcat), del Hospital Universitario Vall d'Hebron de Barcelona, Rosalía Horno.
En este sentido, la experta ha comentado que cuando las pruebas diagnósticas confirman que padece una enfermedad desmielinizante o ya tiene el diagnóstico de esclerosis múltiple en sí, hay que hacer comprender al paciente que necesita iniciar un tratamiento aunque en ese momento no tenga síntomas de la enfermedad, y mantenerlo estable tanto clínica como radiológicamente.
"En cualquier caso, uno de los puntos clave para la efectividad será la adherencia al tratamiento por parte del paciente, y en su control puede jugar un papel clave la Enfermería, pero siempre sin reprender al paciente. Debemos ayudarles dándoles formación para que puedan gestionar su enfermedad y herramientas para que tengan una buena adherencia al tratamiento", ha enfatizado.
MEDIADORES DE UN EQUIPO MULTIDISCIPLINAR
Y es que, prosigue, por su papel en la gestión del paciente con EM, los profesionales de Enfermería ejercen de "mediadores" de un equipo multidisciplinar, puesto que son los más cercanos al paciente. Dicho esto, ha enumerado las cuatro acciones que definen el papel de Enfermería: informar, formar, educar y escuchar.
"Hay que ayudarle a tener la mejor calidad de vida posible, pero sin que sea dependiente de nadie. No tiene que dejar de trabajar y ha de seguir viviendo. Y si llega el momento en el que requiere más ayuda, debe aprovechar las facilidades que la sociedad pone a su disposición. Tenemos que ayudarle a cuidarse cuando está activo y cuando su capacitación disminuye", ha detallado la enfermera.
Ahora bien, ha aclarado que en los últimos años ya se está registrando una disminución de la discapacidad de los pacientes tanto a corto, como a medio y largo plazo. "En el momento del diagnóstico, hay que explicar al paciente que su vida no acaba en ese momento, aunque sí tendrá que realizar algunos ajustes, así como, si lo comenta, hay que aclararle que no tiene por qué acabar en una silla de ruedas. Otra forma de ayudarle es desarrollando la empatía no sólo con él, sino también con su cuidador. Si no quiere salir a la calle, va a hacer que tampoco lo haga la persona que le cuida. La enfermedad la padecen todos y no sólo el paciente. El cuidador también debe cuidarse a sí mismo, y para ello el comportamiento del paciente es muy importante", ha zanjado.