Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos señalan que la exposición a un ruido constante similar al de un despertador puede provocar daños auditivos

El audiólogo de Alain Afflelou Audiologo, Carlos Oleas, ha destacado que enfrentarse a un ruido constante similar al que produce un despertador, que ronda los 80 decibelios (dB), puede ser suficiente para provocar un daño auditivo en las personas, en un encuentro celebrado por esta compañía para poner en relieve los problemas generales del ruido sobre la salud, con motivo del Día Mundial del Ruido.
En este sentido, Oleas ha señalado que las personas después de levantarse salen a la calle y se enfrentan "al ruido del tráfico, los motores de las motos o los coches, los pitidos", en general "más de 90 dB".
Por su parte, la responsable de Alain Afflelou Audiólogo, Laura del Canto, se ha referido a la pérdida de audición --que puede ser temporal o permanente-- y ha dicho que "este tipo de lesión del sentido del oído puede deberse a una exposición prolongada a ruido elevado o, en algunos casos, a breves exposiciones a ruidos elevados".
En cuanto al entorno laboral, esta compañía ha destacado que se pueden pasar de los 120 dB que soporta un trabajador de un aeropuerto en el despegue de los aviones o a los 130 dB que se expone un obrero trabajando con un martillo neumático.
Según cifras de 2011 que ha detallado Alain Afflelou Audiólogo, el 34,8 por ciento de los trabajadores indica que en su puesto de trabajo el nivel de ruido al que están expuestos es molesto, elevado o muy elevado. En este sentido, los que están expuestos a niveles de ruido elevado o muy elevado son el 10 por ciento del total, aunque representan el 21,6 por ciento en industria y el 21,8 por ciento en construcción.
De este modo, las personas que trabajan como obreros industriales, mecánicos de taller, trabajadores de la construcción, minería, la industria en general y los conductores de vehículos son los sectores profesionales más afectados por problemas auditivos debido a su exposición al ruido.
Por ello, y ante estos supuestos, los responsables de esta compañía han presentado una gama de sistemas de protección auditiva que ofrecen a los afectados las soluciones "más óptimas" a sus problemas de exposición al ruido, tales como protección auditiva para dormir, "ideales" para evitar los ronquidos; para músicos y cantantes, que atenúan los sonidos a los que se enfrentan; o filtros indicados para los deportes de motor, "ideales" para pilotos o personal de circuitos.
Alain Afflelou Audiólogo también ofrece filtros para los ruidos industriales, los cuales están indicados para prevenir ruidos superiores a 80 dB, tapones para aviadores, para pilotos y tripulación de cabina, para cazadores o militares, y tapones a medida para baño y natación para las personas que practican deportes acuáticos y que son propensos a padecer otitis, han explicado.