Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos avisan de que la hipertensión arterial necesita nuevos objetivos terapéuticos para diferentes pacientes

Expertos reunidos en la jornada 'Actualización en Riesgo Cardiovascular (RCV)', organizada con la colaboración de Pfizer, han avisado de que la hipertensión arterial (HTA) requiere nuevos objetivos terapéuticos para tipos concretos de pacientes y definir las opciones de tratamiento más útiles.
"Actualmente, los retos más urgentes en el abordaje de la HTA se refieren al establecimiento de unos objetivos terapéuticos más ambiciosos, qué pacientes deben ser candidatos a dichos objetivos y qué opciones de tratamiento pueden ser más útiles para conseguirlo", ha explicado el jefe del servicio de Medicina Interna del Hospital Mutua Terrassa (Barcelona), Alejandro de la Sierra.
Debido a la cronicidad del tratamiento de la HTA, los expertos han destacado la importancia de que el régimen antihipertensivo se paute con indicación correcta y el paciente lo tome adecuadamente para conseguir los objetivos de control. En este sentido, han comentado que las combinaciones farmacológicas en HTA, además de conseguir descensos mayores de presión arterial y mantenidos durante las 24 horas, facilitan el régimen terapéutico, ya que se ha demostrado que el cumplimiento empeora cuanto mayor es el número de comprimidos al día.
Respecto a los últimos datos publicados en referencia al manejo de la HTA, De la Sierra ha explicado que, aunque la evidencia es menor en algunos grupos de pacientes como los diabéticos o los que han sufrido un accidente vascular cerebral, algunos datos indican que un mayor descenso también podría ser beneficioso en estos grupos, especialmente los primeros. "En los pacientes de mayor edad, es necesaria una mayor precisión individualizando el tratamiento y sus objetivos en función de las características individuales, tales como comorbilidad, salud general o dependencia", ha enfatizado.
EL PROBLEMA DE LA ADHERENCIA ES MULTIFACTORIAL
Por otra parte, durante la reunión se ha señalado que el problema de la adherencia es multifactorial y requiere de una aproximación sobre varios aspectos. El primero de los aspectos es la implicación del paciente y su entorno en su cuidado y tratamiento y el segundo sería el terapéutico.
"Hay que mejorar la implicación del paciente y su entorno, facilitándole una mayor información sobre los peligros de los factores de riesgo y los beneficios de su corrección. Debemos ayudar al paciente a modificar su estilo de vida hacia aquellos más saludables que ayuden a prevenir la enfermedad y corregir los factores de riesgo", ha analizado el experto.
Dicho esto, ha señalado la importancia de que los profesionales busquen un esquema terapéutico que sea bien tolerado, interfiera lo mínimo con la calidad de vida y sea efectivo en la reducción de las cifras tensionales.
Finalmente, y en cuanto a la selección de pacientes que necesitan ser tratados, qué objetivos terapéuticos deben conseguirse y cómo seleccionar de la forma más adecuada los fármacos y sus posibles combinaciones, De la Sierra ha explicado que se mencionan las razones por las que una selección de las clases terapéuticas que bloquean el sistema renina-angiotensina, especialmente los antagonistas del receptor, acompañados en los casos necesarios de un antagonista del calcio y de un diurético como tercera opción puede ser una opción sencilla y válida para conseguir controlar a la mayoría de pacientes.