Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos españoles elaboran un protocolo para evitar complicaciones en pacientes ostomizados

La revista 'WCET Journal', del Consejo Mundial de Estomaterapeutas, ha publicado un protocolo estandarizado diseñado en España para mejorar la calidad de vida y evitar futuras complicaciones en pacientes ostomizados.
El número de pacientes ostomizados ha aumentado durante los últimos años en España, debido sobre todo a la realización cada vez más frecuente de ostomías temporales para la protección de las suturas intestinales. De hecho, se estima que podría haber unos 70.000 pacientes.
Los autores reconocen que hasta ahora ninguna taxonomía enfermera ofrecía una descripción protocolizada sobre cómo realizar adecuadamente el marcaje del estoma, por lo que sus autores esperan que se aplique en todos los países.
"Se trata de ofrecer un estándar para que a todos los pacientes se les ubique adecuadamente el lugar del estoma antes de entrar en el quirófano, evitando o minimizándose así las posibles complicaciones derivadas de este procedimiento", han explicado en un comunicado.
Durante tres años, y gracias a un acuerdo de colaboración entre el Consejo General de Enfermería y la empresa Coloplast Productos Médicos S.A., el grupo de investigación COF (Coloplast Ostomy Forum) puso en marcha este proyecto con el fin de describir la nueva intervención enfermera denominada "Marcaje del estoma".
Su principal objetivo era localizar y ubicar la posición ideal para el futuro estoma, asegurando una buena adaptación del dispositivo colector, lo que evitaría futuras complicaciones.
Tras una revisión bibliográfica encaminada a localizar evidencia científica, se realizó un estudio Delphi para alcanzar el consenso definitivo y se validó posteriormente en la práctica clínica con 226 pacientes. Los 57 profesionales de enfermería que han colaborado en el estudio son expertos en estomaterapia y han sido coordinados por José Luis Cobos, asesor del Consejo General de Enfermería.