Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos recuerdan que dormir mal aumenta el riesgo de morir por una enfermedad cardiovascular

Expertos de los hospitales Quirónsalud de Málaga y Marbella han recordado, con motivo de la celebración del Día Mundial del Sueño, que dormir mal aumenta el riesgo de morir por una enfermedad cardiovascular, por lo que han destacado la importancia de practicar deporte, no realizar cenas copiosas y mantener horarios regulares de sueño para dormir plácidamente.
"Dormir más de ocho horas o menos de cuatro aumenta notablemente, en las personas mayores, el riesgo de morir por enfermedad cardiovascular, como se ha demostrado en un estudio publicado este mismo año por el 'Internacional Journal of Cardiology'", ha aseverado el jefe del Servicio de Neumología de los hospitales Quirónsalud de Marbella y de Campo de Gibraltar, José María Ignacio.
Asimismo, los especialistas han avisado de que hasta en un 15 por ciento de la población actual se han observado alteraciones en relación al sueño, siendo el insomnio la primera causa de esta problemática y los trastornos respiratorios, la segunda. La interrupción frecuente de la función respiratoria durante el reposo es un desorden generalizado y común llamado apnea del sueño, que afecta al 17 por ciento de los hombres y al 9 por ciento de las mujeres de mediana edad. Aunque muchos trastornos del sueño son prevenibles o tratables, menos de un tercio de los pacientes busca ayuda profesional.
INSOMNIO, TRASTORNO DEL SUEÑO MÁS FRECUENTE
"El trastorno del sueño más frecuente, sin lugar a dudas, es el insomnio y su causa más frecuente es la ansiedad", ha apostillado el jefe del Servicio de Neumología del Hospital Quirónsalud Málaga, José Daniel Alcázar, para informar de que el insomnio puede ser motivado por cambios fisiológicos, estilo de vida, medicación o determinadas patologías. En cuanto a la tipología, puede ser transitorio, si dura menos de tres semanas; o crónico, si supera ese periodo de tiempo.
La mejor manera de asegurar un sueño reparador es mantener un hábito de vida regular, además de, según Alcázar, intentar no dormir siestas superiores a media hora, no tomar bebidas excitantes o no dedicarse a actividades físicas o intelectuales muy intensas antes de dormir.
Finalmente, el jefe del servicio de Otorrinolaringología del Hospital Quirónsalud Málaga, Rafael Ruiz-Rico, se ha referido a los ronquidos, los cuales son paso previo en algunos casos a desarrollar un síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS), que tiene consecuencias importantes en la salud de los pacientes.
El SAOS consiste en pausas respiratorias repetidas durante la noche, de forma que la oxigenación de los órganos (cerebro, corazón, pulmones, etc.) se ve comprometida y puede ocasionar somnolencia diurna, hipertensión arterial, diabetes, aumento de peso, falta de concentración o cambios de carácter.
"Es de vital importancia acudir al especialista ante un ronquido habitual y persistente para diagnosticar de forma precoz la causa de la obstrucción, poner solución e, incluso, evitar la presencia de un SAOS", ha zanjado el codirector de otorrinolaringología de Quirónsalud en Marbella y en Campo de Gibraltar, Carlos O'Connor.