Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos en reumatología defienden dar al clínico una mayor autonomía y responsabilidad en la gestión asistencial

Expertos en reumatología han defendido la necesidad de aproximar al clínico a la gestión asistencial, otorgándole mayor autonomía y mayor responsabilidad en los resultados, porque se debería mejorar la continuidad entre los diversos niveles de asistencia para evitar la fragmentación en atención médica.
"Es preciso seguir trabajando en la implementación de rutas asistenciales que faciliten el tránsito del paciente desde la Atención Primaria a la especializada", ha subrayado el jefe de Servicio de Reumatología del Hospital Universitario de Bellvitge (Barcelona), el doctor Joan Miquel Nolla, durante el I Curso de Modelos de Gestión Eficiente de la Sociedad Española de Reumatología (SER), con el patrocinio de la farmacéutica MSD.
"La atención aun está siendo fragmentada; persiste en buena medida una asistencia basada en la especialidad y escasamente orientada al proceso", ha indicado el doctor Nolla en relación a la fragmentación asistencial. "En la atención del paciente con patología del aparato locomotor, las duplicidades o triplicidades están a la orden del día", ha afirmado.
Sin embargo, la organización de las estructuras sanitarias de España ha mejorado en los últimos años y son muchas las iniciativas que se han llevado a cabo como las alternativas a la hospitalización convencional, los planes de calidad asistencial, la atención al paciente crónico o la evaluación económica de las tecnologías sanitarias.
El doctor Molla ha argumentado que "los reumatólogos intentamos que el paciente obtenga el máximo beneficio clínico, la mayor calidad de vida y con el mínimo coste posible". Por ello, la gestión clínica supone la implicación de los profesionales sanitarios, en este caso los reumatólogos, en la organización de su práctica asistencial en los pacientes.
Con este objetivo, "nos hemos dotado de guías de práctica clínica y de documentos-consenso de enfermedades más prevalentes, que aseguran una práctica basada en la mejor evidencia y disminuyen la variabilidad asistencial; hemos explorado estrategias estrategias de colaboración multidisciplinar con las especialidades de ámbito hospitalario más afines a la nuestra y con atención primaria", ha recalcado el experto.
CURSO DE REUMATÓLOGOS
Durante el curso, se han revisado nuevas estrategias organizativas en reumatología que regulan la relación entre el área ambulatoria y el área de hospitalización, el servicio de urgencias y la Atención Primaria. Además, se han expuesto nuevas fórmulas asistenciales como las consultas de alta resolución, la telemedicina, los acuerdos basados en resultados y los acuerdos en gestión eficiente de la patología (AGEP).
El doctor Nolla ha hecho hincapié en que el clínico sea consciente de que las decisiones que toma resultan fundamentales para la sostenibilidad, porque la gestión clínica es clave para el funcionamiento del sistema. A su vez, es necesario que tanto las autoridades sanitarias como las gerencias asuman que tienen que alinearse con el clínico para que las acciones sean efectivas.
Según el experto, que "las sociedades científicas ofrezcan cursos de gestión es interesante, dado que son escasas las oportunidades de formación continuada en este ámbito y, además, sirven para aumentar la concienciación de los clínicos por la gestión".
Durante el curso se han revisado temas de especial interés para reumatólogos como la gestión de la medicación hospitalaria de dispensación ambulatoria, las unidades de gestión clínica o la gestión en investigación entre otros. Se han explicado los cambios que se están produciendo en la gestión pública, así como la eficiencia y la sostenibilidad de los sistemas sanitarios.
Para finalizar, con el 'método caso', una técnica adecuada para aumentar la capacitación en la toma de decisiones en gestión, se han analizado las potenciales repercusiones sobre un servicio de reumatología de los cambios introducidos en la organización del hospital.