Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos en salud pública piden que la vacuna de la varicela pueda venderse en farmacias con controles especiales

La Sociedad Española de Salud Pública y Administraciones Sanitarias (SESPAS) ha pedido al Ministerio de Sanidad que cambie el estatus de la vacuna de la varicela a medicamento de especial control médico, para que pueda prescribirse en Atención Primaria y dispensarse en las farmacias bajo el seguimiento de los protocolos que se consideren.
Esta entidad ha criticado la decisión del departamento de Ana Mato de catalogar como medicamento de uso hospitalario esta vacuna, que Sanofi Pasteur MSD comercializa como 'Varivax', lo que ha propiciado que solo pueda adquirirse en las farmacias hospitalarias.
De acuerdo con la Red Española de Atención Primaria (REAP), la SESPAS defiende que las vacunas, como cualquier otro medicamento, deben usarse con las mayores garantías posibles y de forma racional y apoya la necesidad planteada por Sanidad de delimitar las condiciones de prescripción de esta vacuna.
Sin embargo, ha aseverado en un comunicado, "en ningún caso estas medidas especiales están reñidas con la dispensación en farmacia comunitaria", ya que cree que se puede hacer mediante un control médico especial como ya se hace con muchos medicamentos especiales, tales como psicótropos o estupefacientes.
Esta entidad considera además que "no existe una necesidad de seguimiento y pruebas hospitalarias" para restringir su uso en farmacias hospitalarias, algo que considera un "menoscabo" a la Atención Primaria que "perjudica al paciente ya que le supone desplazamientos innecesarios (de hasta más de 100 km en el medio rural) y descoordinación en el seguimiento de su medicación por estos profesionales".
"El lugar natural de acceso al medicamento de uso ambulatorio es la farmacia comunitaria por su cercanía, profesionalidad y posibilidad de seguimiento global de la medicación del paciente, ya sean de prescripción, de automedicación o plantas medicinales", ha explicado.