Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los ministros de Exteriores de la UE discuten cómo contribuir a frenar el ébola en África

Los ministros de Asuntos Exteriores de los 28 discutirán en Luxemburgo cómo puede contribuir la UE a frenar la epidemia del ébola en África Occidental e impedir así que se extienda a territorio comunitario. Los jefes de la diplomacia abordarán además la situación en Ucrania, aunque se descarta que levanten las sanciones a Rusia, y la amenaza de los yihadistas del Estado Islámico.

Los 28 lanzarán un nuevo llamamiento para aumentar las contribuciones financieras y logísticas para combatir el ébola en Sierra Leona, Guinea Conakry y Liberia. Hasta ahora, Bruselas y los Estados miembros han aportado alrededor de 450 millones de euros para servicios sanitarios de urgencia y para ayudar a los Estados afectados a atenuar los efectos de la epidemia sobre su economía y los servicios esenciales.
Los jefes de la diplomacia sopesan ahora convocar una nueva conferencia de donantes para lograr más fondos y nombrar a un enviado especial de la UE sobre el ébola, como ha hecho ya Estados Unidos. También se abordará la puesta en marcha de un sistema de evacuación del personal médico europeo que se encuentra en África Occidental que pueda resultar infectado.
A la reunión del Consejo de Exteriores acudirá también el comisario de Sanidad, Tonio Borg, que expondrá a los ministros los resultados de la reunión sobre el ébola del pasado 16 de octubre. En ella se acordó reforzar los controles sanitarios en los aeropuertos de los países africanos afectados para impedir que los enfermos viajen y frenar así la expansión de la enfermedad. También se estudia recoger en los aeropuertos de llegada los datos de los pasajeros para poder realizar un seguimiento y tenerlos localizados los 21 días que dura su periodo de incubación.
La crisis del ébola se abordará también en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que se celebra el 23 y 24 de octubre en Bruselas.
Los jefes de la diplomacia de la UE examinarán la situación en el este de Ucrania y el grado de cumplimiento del alto el fuego acordado en septiembre. No obstante, de momento no está previsto levantar las sanciones económicas impuestas a Rusia por desestabilizar la situación. Ningún Estado miembro lo ha pedido, aunque la cuestión volverá a revisarse a finales de mes, según fuentes europeas.
Por lo que se refiere al Estado Islámico, los ministros de Exteriores reiterarán su determinación a contenerlo y derrotarlo y discutirán la situación en Irak y Siria. Bruselas ya ha expresado su preocupación por la situación de seguridad y humanitaria en la ciudad siria de Kobané, y ha reclamado una mayor cooperación entre la UE, Turquía y el resto de la comunidad internacional para contener la amenaza del Estado Islámico.
Los 28 discutirán también la situación en Oriente Próximo y la decisión de Suecia de reconocer al Estado de Palestina. La iniciativa sueca podría arrastrar a otros Estados miembros, como Irlanda, a hacer lo mismo en los próximos meses, según las fuentes consultadas.