Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

FAES apuesta por revisar el estado de bienestar para revertir los niveles de desigualdad en España tras la crisis

La Fundación FAES apuesta por poner en marcha una "profunda revisión" del modelo de Estado de bienestar en España para revertir el deterioro de los niveles de desigualdad en nuestro país tras la crisis, según consta en su última edición de 'Papeles'.
Así, asegura que es necesario llevar a cabo reformas que afecten al sistema educativo, al sistema fiscal, al mercado laboral y al propio sistema de bienestar, a su juicio factores que inciden en la "peor respuesta" de España al aumento de la desigualdad. "España sigue manteniéndose en los niveles intermedios de la UE en los distintos índices que miden la desigualdad", sostiene.
Miguel Marín y Elisa Rodríguez, del área de Economía y Política Públicas de la fundación, han sido los encargados de elaborar este número de Papeles FAES, 'Desigualdad, pobreza y oportunidades'.
En él subraya que el mayor repunte de los niveles de desigualdad en España durante la crisis, en comparación con el resto de países europeos, "no es consecuencia de una insuficiente dimensión del sector público ni de la escasez de gasto social", sino de "factores estructurales concretos", como un mercado de trabajo dual, un sistema educativo de poca calidad, un sistema fiscal con incapacidad recaudatoria y un sistema de bienestar de bajo rendimiento.
Este nuevo documento profundiza en las conclusiones del informe FAES homónimo de junio de 2015, que explica que la desigualdad es un concepto "tremendamente complejo", lo que justificaría las distintas formas de medirla.
En su opinión, sería más adecuado hablar de 'desigualdades' o de 'tipos de desigualdad'". "La habitual asociación con el concepto de pobreza es una confusión alimentada por la izquierda, en un nuevo intento de legitimar sus propuestas de siempre en relación a los ingresos y gastos públicos", afirman.