Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

FETE-UGT usará todas las vías judiciales y administrativas contra la exigencia de reintegro de las ayudas que recibió

La Federación de Enseñanza de UGT (FETE-UGT) ha anunciado que utilizará todas las vías administrativas y judiciales contra las resoluciones publicadas este jueves en el Boletín Oficial del Estado (BOE) que le exigen la devolución de una parte de las ayudas a la acción sindical, concedidas por el Ministerio de Educación en las convocatorias de 2008, 2009 y 2010.
En concreto, esta organización tiene que ingresar al Tesoro Público un total de 282.188 euros en función de la aplicación retroactiva por parte de la Secretaria de Estado de Educación, Formacion Profesional y Universidades de unos criterios de reparto que, según indican desde este sindicato, "se generan 'ex novo' en enero de 2014", en aplicación a varias sentencias judiciales para solventar el agravio denunciado por otros sindicatos.
"FETE-UGT utilizará todas las vías administrativas y judiciales a su alcance para hacer valer sus derechos atendiendo a que su actuación se acomodó en todo momento a las exigencias de la convocatoria", señala este sindicato en un comunicado.
Asimismo, apunta que el Ministerio de Educación, con las resoluciones publicadas, realiza un "nuevo reparto" del número de delegados por los que se percibe las ayudas a la acción sindical, "que supone para FETE-UGT no tenerle en cuenta unos 1.000 representantes sindicales".
A juicio de esta organización, la "interpretación errónea" de los criterios de representatividad y reparto de la ayuda "es sólo y exclusivamente imputable a la Administración educativa", que, según indica, "tendrá que hacer frente a la condena judicial que le fue impuesta para evitar el agravio que en su momento produjo a otras organizaciones sindicales".
Por último, FETE-UGT afirma que el Ministerio de Educación pretende "en infracción del principio de seguridad jurídica y de prohibición de aplicación retroactiva restrictiva de derechos", que sean las organizaciones sindicales adjudicatarias "las que sufran el perjuicio derivado de su propia actuación".
"Es imposible en 2014 reintegrar cantidades consumidas bajo la cobertura de las reglas de juego que fijó la propia Administración en los ejercicios 2008-2011", concluye.