Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

FPME solicita a Sanidad que desarrolle la regulación de la atención de los inmigrantes en situaciones especiales

El Foro de la Profesión Médica ha solicitado al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad que desarrolle la regulación de la atención de los inmigrantes que no tengan regulariza su residencia en España, en base a lo establecido en el pacto suscrito entre ambos el pasado 31 de julio de 2013.
Este foro está integrado por la Organización Médica Colegial (OMC), la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), la Federación de Asociaciones Científico-Médicas de España (FACME), la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina (CNDFM), el Consejo Nacional de Especialidades en Ciencias de la Salud (CNECS) y el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM).
Todos ellos, han recordado que en el apartado I.5 de dicho acuerdo se incluía, a efectos de consolidar y garantizar la sostenibilidad y calidad del Sistema Nacional de Salud (SNS), entre otras, la actuación de desarrollar las prestaciones de salud pública, atención urgente y en situaciones de alto riesgo, atención maternal y a menores a las que tienen derecho los extranjeros en situación irregular.
Por ello, el Foro ha propuesto al departamento que dirige Ana Mato que se atienda a los extranjeros no registrados ni autorizados como residentes en España que tengan enfermedades infecciosas agudas o crónicas, que sin adecuado tratamiento puedan suponer un riesgo para la salud pública; enfermedades crónicas cuya, falta de tratamiento programado y continuo ponga en peligro la salud y condicione el empeoramiento y la aparición de episodios agudos que requieran atención urgente y hospitalización.
Además, ha abogado por atender a aquellos con trastornos neurológicos o mentales graves, agudos o crónicos, que impliquen discapacidad para las actividades de la vida cotidiana, y que supongan riesgos para los propios pacientes o para terceros; se realicen actuaciones de prevención primaria y secundaria de problemas de salud prevenibles, incluidas las inmunizaciones y cribados que se justifiquen de acuerdo a los criterios epidemiológicos de la salud pública.
Del mismo modo, el Foro ha solicitado a Sanidad que se trate cualquier afectación del estado de salud producida por accidentes (sean laborales o no) o noxas ambientales o alimentarias; así como cualquier problema de salud de carácter urgente y grave, que a juicio de los facultativos precise atención hasta la situación de alta médica, o bien, en caso de enfermedades crónicas con riesgos ciertos para la salud, con carácter indefinido mientras dure la situación.
"Finalmente, proponemos que los servicios de salud de las Comunidades Autónomas, dentro de su ámbito competencial y organizativo desarrollen y adapten las contingencias y situaciones anteriores, facilitando el uso de la atención primaria como nivel más próximo y eficiente para la prestación de servicios que no exijan ingreso y que no sean situaciones que precisen ser atendidas en la urgencia hospitalaria. Igualmente, que se establezcan los mecanismos de identificación y acreditación del derecho a asistencia para las situaciones especiales establecidas en el punto anterior", ha zanjado.