Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

FSC Inserta defiende que "las personas con discapacidad son rentables social y económicamente"

La secretaria general de FSC Inserta Fundación ONCE, Virginia Carcedo, ha afirmado que "las personas con discapacidad son rentables social y económicamente". Según ha expuesto en una jornada en Pamplona, estas personas se sienten "capaces de aportar talento y ser generadores de riqueza".
Carcedo ha participado este viernes en el acto inaugural de la jornada 'Innovación y competitividad a través de la accesibilidad y el empleo de las personas con discapacidad', organizada por el Foro Inserta Responsable y que se ha celebrado en la sede de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN). En la mesa inaugural han intervenido también el presidente de la CEN, José Antonio Sarría, y el presidente del CORMIN, Javier Miranda.
Durante su intervención, Virginia Carcedo ha valorado que "las compañías que participan en el Foro Inserta son un grupo de compañías de prestigio, líderes en su sector" y ha destacado que han incorporado la responsabilidad social en materia de discapacidad como "una divisa de su estrategia corporativa".
El Foro Inserta Responsable de Fundación ONCE es una plataforma de trabajo en red e innovación social que posibilita compartir prácticas, herramientas y experiencias que favorezcan el desarrollo de las políticas RSE-D (Responsabilidad Social Empresarial y Discapacidad).
Carcedo se ha mostrado convencida del "doble efecto" que tiene el empleo de las personas con discapacidad. "En primer lugar para la propia persona, ya que el acceso al mercado laboral nos sitúa ante un escenario de autonomía personal y económico que hace de nosotros contribuyentes, consumidores y un activo de dinamismo económico", ha expuesto.
Y ha destacado en segundo lugar el efecto también para la empresa, que "tiene ante sí la oportunidad de aprovechar no sólo el talento sino un conjunto de capacidades inherentes a las personas con discapacidad, que estamos acostumbradas a enfrentarnos a los problemas, a rendir al máximo desde el primer minuto, a una motivación extra a la hora de desempeñar las tareas".
Según ha dicho, "podemos ver la crisis siempre como una oportunidad si hacemos las cosas de manera distinta y por eso aprovechar el yacimiento de trabajo de las personas con discapacidad es apostar por el crecimiento sostenible, inteligente e innovador".
"SE AVANZA PERO QUEDA POR HACER"
Por su parte, el presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra, José Antonio Sarría, ha manifestado que se ha ido "mejorando" la incorporación a las empresas de personas con discapacidad y ha afirmado que "hoy las empresas, todavía cuesta, tienen menos resistencia a incorporar personas con discapacidad en sus plantillas".
Ha señalado que "han visto que la empresa gana, mejora su ambiente interno, estas personas en muchas ocasiones desempeñan sus trabajos incluso mejor que personas sin discapacidad, y también ven que la reputación de la empresa, su imagen corporativa mejora en la sociedad". "Poco a poco vamos avanzando, pero queda mucho por hacer", ha aseverado.
Sarría ha valorado que "la Fundación ONCE ha desarrollado un programa, Foro Inserta, con una red de más de 70 empresas, que tiene como objetivo la incorporación de personas con discapacidad en la plantilla de las empresas" y ha añadido que "hablamos no sólo de responsabilidad social corporativa y de mejorar la competitividad de las compañías".
Por su parte, Javier Miranda, presidente del CORMIN, ha señalado que "la discapacidad ya no es un problema personal o familiar, sino que es una cuestión que afecta a toda la sociedad". "Será un fracaso de la sociedad que existan ciudadanos que no sean considerados en igualdad de condiciones que el resto y que esta no consideración sea por razón de discapacidad", ha dicho.
Miranda ha indicado en su intervención que "el discurso está cambiando y la tendencia es poner en valor el talento de estas personas", si bien ha apuntado que "llegar a este convencimiento en las empresas lleva su tiempo".
A su juicio, el "gran reto" es "impulsar la contratación de personas con discapacidades más complejas y severas". "Ahora mismo se está contratando a las personas con mejores condiciones de empleabilidad, las menos problemáticas para desempeñar un trabajo en condiciones de competitividad, pero queda un grupo de personas que no tienen esas condiciones".
El presidente del CORMIN ha abogado por "elevar la tasa de actividad del colectivo" y ha dicho que "no se arregla exclusivamente con oferta de empleo, sino con otras medidas de apoyo". "Contratar potencialidades y canalizar recursos para desarrollar planes de capacitación parece ser una de las vías más exitosas para alcanzar resultados significativos", ha añadido.
Miranda ha animado a contar con las personas con discapacidad y "superar los prejuicios". "El espíritu de superación y compromiso que aportan las personas con discapacidad a su entorno son valores de los que muchas organizaciones no podrán disfrutar si no incluyen a estas personas", ha resaltado.