Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fabra defiende que el Centro de Convenciones de Calatrava era importante para Castellón y que la gestión fue correcta

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha asegurado este jueves que el proyecto del Centro de Convenciones de Castellón, que diseñó el arquitecto valenciano Santiago Calatrava, era importante para la ciudad y ha destacado que la gestión de la contratación fue correcta.
Así lo ha manifestado en una visita a una Escoleta d'Estiu de Castellón, donde se ha referido a la imputación de Santiago Calatrava dentro de la investigación que lleva a cabo el juzgado de Instrucción número 5 de la ciudad sobre el Centro de Convenciones.
Preguntado por la necesidad de realizar este edificio --habiendo ya un Auditori i Palau de Congressos--, Fabra ha respondido que "hablamos de un recinto que era mucho más que eso y que para Castellón, poder contar con una obra de Calatrava, era importante". "Era una referencia para dinamizar el sector empresarial y la economía, pero las circunstancias económicas evitaron que se hiciera, porque había otras prioridades".
Asimismo, y refiriéndose al precio del proyecto, de 2,7 millones de euros, ha reiterado: "Había un proyecto importante para la ciudad y los términos del contrato son los que en su día el arquitecto firmó con la Generalitat también para otras obras que hizo en la Comunitat", al tiempo que se ha referido al trabajo de los técnicos, asegurando que "estaban todos los informes pertinentes para poder firmar ese acuerdo en las condiciones que el arquitecto trabajaba con otras administraciones" y se ha mostrado "convencido" de que la Generalitat "aportará toda la documentación que el juez considere que sea oportuno".
Así, el presidente ha asegurado que la gestión de la contratación de Calatrava fue correcta. "Quiero pensar que sí", ha indicado, "como todo lo que se hizo en su día", y ha añadido que "toda la información que solicite el juez será facilitada para que se pueda demostrar que sí".
Fabra ha recordado, respecto al edificio, que "en aquella coyuntura económica cabía la posibilidad de hacerlo, luego ya se vio que no y nosotros fuimos los primeros que dijimos que no era necesario, a la vista que había que cubrir otras prioridades con unas circunstancias presupuestarias muy limitadas".
SIN PERSPECTIVAS PARA RETOMAR EL PROYECTO
El presidente, preguntado por si se podría retomar en un futuro el proyecto, ha afirmado que "han de cambiar mucho las cosas". "Hablar ahora de que la coyuntura económica sea tan distinta para poder abordar ese tipo de infraestructuras, creo que todavía queda muy lejano". "En estos momentos lo que estamos haciendo es cubrir el presupuesto en aquello que hace referencia a las cuestiones sociales, especialmente en educación, sanidad y políticas sociales".
En este sentido, Fabra ha apuntado que "hay que ser conscientes del esfuerzo que hacemos desde la Generalitat para cubrir la parte que las transferencias del Estado no hacen, ya que sólo con lo que aporta el Estado cubrimos el 80 por ciento, por eso tenemos que hacer un esfuerzo superior a otras comunidades autónomas y creo que en estos momentos es lo prioritario para poder garantizar los servicios a todos los ciudadanos".