Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fabra destaca que la entrega de viviendas a mujeres en situación de riesgo es "un puente de esperanza" para integrarlas

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha señalado este miércoles que "todas las Administraciones deben cerrar filas" para acabar con la violencia machista, que este año ha costado la vida 5 mujeres en la Comunidad, y al respecto ha destacado que el convenio con IVVSA para la entrega de una vivienda en alquiler es "un puente de esperanza" para ayudarlas a "recuperar su dignidad e integración social".
Fabra ha realizado estas declaraciones tras presidir la firma del convenio de colaboración entre la Generalitat y el IVVSA, por parte del consejero de Bienestar Social, Jorge Cabré, y la consejera de Vivienda, Isabel Bonig, para facilitar el acceso a viviendas en alquiler a mujeres en situación de riesgo, en un acto en el que ha hecho entrega de dos de estas casas que son "un gesto pequeño", pero que debe "prolongarse en el tiempo".
Al respecto, ha recordado que desde 2002 en el que IVVSA ha formalizado 91 contratos de alquiler con este colectivo de mujeres y ha explicado que ante las nuevas necesidades derivadas de la difícil situación económica, la Generalitat "ha reorientado sus políticas de vivienda potenciando su labor social".
Así, ha resaltado que la Administración debe "seguir haciendo hincapié "en las actuaciones hacia las personas que pero lo pasan" y ha recalcado que esta violencia machista "debe avergonzar a toda la sociedad" porque "no se puede admitir" que en "una sociedad moderna, avanzada y progresistas" se registren 30 mujeres muertas en España en lo que va de año.
En concreto, en el primer trimestre de 2012 se interpusieron 4.067 denuncias por violencia machista en la Comunidad. Asimismo, durante los 6 primeros meses de año 997 mujeres han sido atendidas en la Red de Centros Mujer 24 horas y se han atendido un total de 16.791 llamadas a través del servicio gratuito de atención telefónica. Asimismo, también se ha realizado 2.500 derivaciones a diferentes programas y recursos de empleo para su inserción sociolaboral a través de la red de Centros Mujer.
Ante esta situación, Fabra ha recalcado que el Proyecto de Ley Integral contra la Violencia sobre la mujeres en el ámbito de la Comunidad es "un instrumento más que se pone a su alcance para facilitar su autonomía personal" y ha recalcado que se debe facilitar a estos colectivos más desfavorecidos el acceso a los servicios básicos. "Nadie puede quedarse al margen ni mirar a otro lado, sino que entre todos hay que buscar una solución y decir basta ya", ha apostillado.