Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Último adiós a la vidente de El Escorial, Amparo Cuevas

Amparo Cuevas, la vidente de El Escorial. Foto: EFEtelecinco.es

Luz Amparo Cuevas, la mujer que afirmó haber visto y hablado con la Virgen en un prado del madrileño municipio de El Escorial, falleció el viernes en su casa después de haber padecido durante años una grave enfermedad, han confirmado a Europa Press fuentes de la Asociación Pública de Fieles 'Reparadores de Nuestra Señora la Virgen de los Dolores'.

El funeral tendrá lugar el domingo en la recién construida capilla de Prado Nuevo, junto al lugar de las supuestas apariciones, un templo que la pasada primavera recibió el permiso de apertura por parte del Arzobispado de Madrid. La capilla tenía previsto inaugurase el 1 de septiembre.
Amparo Cuevas se convirtió en la vidente de El Escorial después de que el día 14 de junio de 1981 afirmara haber visto y comunicarse ante ella a la Virgen de los Dolores en Prado Nuevo. Según su propio relato, la Virgen le pidió en reiteradas ocasiones que allí mismo se construyera una capilla su honor para meditar por la Pasión de Cristo y, si así se hace, el agua de la fuente de ese lugar "curará".
Desde entonces, miles de personas han acudido a Prado Nuevo a rezar el rosario y a asistir a una misa cada primer sábado de mes. El cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, autorizó la celebración de la Misa en 2009 y permitió al año siguiente la asistencia de sacerdotes y religiosos. No obstante, la Jerarquía de la Iglesia no ha dado por el momento carácter sobrenatural a dichas apariciones.