Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fallece la cría de ballena aparecida en Punta del Moral al chocar contra el espigón cuando fue devuelta al mar

La cría de ballena que apareció este miércoles con vida, de la especie rorcual común, de ocho metros de longitud y unas tres toneladas de peso, en la orilla de la playa de Punta del Moral en Ayamonte (Huelva), falleció en esta misma jornada por la tarde al chocar contra el espigón cuando fue devuelta al mar.
En declaraciones a Europa Press, la delegada de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, Rocío Jiménez, ha señalado que "la ballena estaba muy debilitada al llegar la tarde y aunque se logró llevar al agua, no pudo progresar en el mar".
Jiménez ha asegurado que el animal "hizo hasta tres intentos a pesar de que el temporal provocaba un fuerte oleaje y finalmente se golpeó contra el dique y pereció lamentablemente".
"No puedo decir que es un hecho normal porque no lo es, pero cuando sucede es muy complicado que vuelvan a su hábitat", ha remarcado Jiménez, quien ha insistido en que "se hicieron todos los esfuerzos posibles y tiramos de todos los recursos de que disponemos".
En este sentido, ha hecho hincapié en que la jornada de este miércoles fue "intensa y también fue triste por el desenlace", aunque ha destacado "el empeño y la colaboración de muchas personas por que este cetáceo saliera al mar". Además de los agentes y el equipo veterinario, que trabajó en su hidratación, otras fuerzas de seguridad y otras administraciones pusieron todo de su parte para ayudar a la ballena durante más de diez horas, tiempo en el que hubo mucha colaboración ciudadana.
Por último, ha precisado que "la situación era complicada desde el primer momento", ya que "el animal quedó varado porque seguramente tenía un problema de salud anterior. Así lo indican los especialistas", a lo que ha añadido Jiménez que "en el 95 por ciento de los casos el medio marino indica que una ballena no llega a una orilla por despiste, por decirlo de alguna manera".
El cadáver está ahora a la deriva, la marea se lo llevó y desde la Junta suponen que lo devolverá, aunque no se sabe dónde. No obstante, si aparece se le tomarán muestras y se estudiará qué patología tenía.