Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fallece una de las personas que había ingerido el laxante con un error en la composición

Una de las trece personas que consumió un fármaco, que contenía sulfato de manganeso, ha fallecido. El Departament de Salut de la Generalitat de Cataluña alertó de la venta de un laxante con un error de composición. Para conocer más detalles ha puesto a disposición de los usuarios un número de teléfono: 902-111-444. Es un producto etiquetado como sulfato magnesio pero que contiene sulfato de manganeso por error de la distribuidora.
Esta persona murió por un cuadro de "shock" relacionado con un fallo hepático. El fallecido había tomado este medicamento pero se desconoce si su ingestión fue lo que provocó la muerte, por lo que habrá que esperar a conocer los resultados de la autopsia.
Respecto a los otras doce personas que han tomado este producto, desde Salud se ha informado de que ocho personas afectadas fueron ingresadas, siete en el hospital Mutua de Terrassa, y otra en la Clínica Teknon de Barcelona, aunque solo una de ellas permanece en observación en el hospital de Terrassa (Barcelona).
El departamento de Salud ha confirmado además que todos los afectados asistían a una sesión sobre depuración hepática en un centro de yoga de Terrassa. Desde la Generalitat se ha destacado que no parece que se haya distribuido en otros puntos de venta como herboristerías o tiendas de dietética.
La Generalitat ha procedido a inmovilizar los envases del producto en origen, y las autoridades sanitarias han pedido a los ciudadanos que en las últimas semanas hayan adquirido un preparado de estas características que dejen de utilizarlos y conserven el envase.
La ingesta de sulfato de manganeso puede causar irritación en el esófago, náuseas y vómitos. Se distribuyeron unos 90 envases a farmacias del Barcelonès y Vallès Occidental. Salut ha descartado la venta en otros lugares. Los envases eran de 100 gramos y otros de 250 gramos.