Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fallecen dos personas en playas de Gran Canaria y Fuerteventura al sufrir parada cardiorrespiratoria

Dos hombres, de 70 y 60 años de edad, fallecieron en la tarde del martes en playas de Gran Canaria y Fuerteventura, tras sufrir ambos una parada cardiorrespiratoria.
El primero de los incidentes se produjo en Playa del Inglés, en el municipio de San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria), lugar hasta después de recibir una alerta en la que se informaba de que el hombre, de 70 años de edad y nacionalidad extranjera, lo habían sacado del agua porque se había encontrado mal y se había desvanecido en el mar.
Seguidamente, el personal de Cruz Roja en playa comprobó que el afectado estaba en parada cardiorrespiratoria e inició las maniobras de reanimación hasta la llegada de la ambulancia del Servicio de Urgencias Canario (SUC), que las continuó, pero el médico del centro de salud de Maspalomas sólo pudo confirmar su fallecimiento.
En el lugar del incidente también se personaron agentes de la Policía Local y de la Guardia Civil que se hizo cargo de instruir las diligencias con la autoridad judicial para el levantamiento del cuerpo.
Por otro lado, en la playa de Costa Calma, en el municipio de Pájara (Fuerteventura), un hombre de unos 60 años de edad fue encontrado desvanecido a la orilla de la playa.
Así, los primeros auxilios iniciales se lo prestaron los socorristas de la playa que comprobaron que estaba en parada cardiorrespiratoria, por lo que comenzaron con las maniobras de reanimación cardiopulmonar. También se personó en la zona efectivos sanitarios de un centro médico privado.
Seguidamente, al llegar al lugar los recursos del SUC y el equipo médico de Atención Primaria, sólo pudieron confirmar el fallecimiento del bañista. Agentes de la Guardia Civil se hicieron cargo de las diligencias con el juzgado.