Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Faltan becas comedor para 10.000 alumnos catalanes

El Marco Unitario de la Comunidad Educativa (Muce) --formado por sindicatos y entidades de docentes, profesores, estudiantes y familias-- ha alertado este miércoles de que, según sus cálculos, faltan becas comedor para un total de 10.000 alumnos catalanes en este curso, unos casos que todavía deben ser revisados por la Conselleria de Enseñanza de la Generalitat, que ha aumentado en 1,8 millones esta partida para este curso y se ha comprometido a garantizar que ningún alumno con privación alimentaria se quede sin beca.
Así lo han manifestado en la rueda de prensa de valoración del inicio del curso escolar, en la que han reclamado un mayor aumento de becas comedor porque consideran que los 34 millones de euros --de los 32,2 del curso anterior-- que se destinan actualmente son "insuficientes" porque no pueden cubrir a todos los alumnos con necesidades, ya que han crecido en 20.000 los estudiantes en el sistema educativo --10.000 en el régimen general-- y las solicitudes a causa de la crisis.
La vicepresidenta de la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de Catalunya (Fapac), Laura Colls, ha remarcado que en Catalunya hay un "problema grave de malnutrición" a causa de las dificultades económicas que sufren muchas familias, y ha citado el informe del Síndic de Greuges y el posicionamiento de la Societat Catalana de Pediatria que este martes corroboraron que hay niños malnutridos, pese a la negación del Govern.
El portavoz de CC.OO. de Enseñanza, Àngel Garcia, ha detallado que ha disminuido en 16 millones la partida de becas comedor desde 2010, cuando se destinaron 50 millones a estas ayudas y había 48.000 alumnos menos en el sistema educativo, ha lamentado, y ha exigido a la consellera de Enseñanza, Irene Rigau, que dé los números en el Pacto por la Infancia --donde hay representantes de toda la comunidad educativa-- y en el Parlament.
Fuentes de Enseñanza han puntualizado a Europa Press que el presupuesto para becas de 50 millones en 2010 --cuando gobernaba el tripartito liderado por el socialista José Montilla-- contó con una aportación extraordinaria y puntual de 15 millones, si bien los números para estas ayudas han rondado siempre los 30 millones.
"No queremos que los niños coman en comedores sociales. No queremos que haya esta desigualdad en los centros", ha deplorado el presidente de la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos (Fapaes), Pere Farriol, quien ha insistido en que todos los alumnos con necesidades deben tener beca comedor para poder tener normalidad en las aulas.
El presidente de Moviments de Renovació Pedagògica (MRP), Jaume Aguilar, ha rechazado que hablar de malnutrición en las escuelas catalanas sea "demagógico", y lo ha considerado indignante para las personas que lo están pasando mal.
Otras reivindicaciones que el Muce ha puesto sobre la mesa son la reducción del 85% del sueldo y la jornada de los profesores sustitutos; los recortes en docentes destinados a la atención a la diversidad y a la escuela inclusiva; el traspaso del coste de las guarderías a las diputaciones, y el mantenimiento de subvenciones a los centros concertados que separan a los alumnos por sexo.
Además de reiterar que faltan 500 docentes para poder asumir el aumento de alumnado, el Muce ha pedido a Rigau que haga pública la planificación escolar de los próximos años, en los que prevé un descenso del alumnado de Infantil, un crecimiento del de Secundaria, y un déficit de plazas de Formación Profesional (FP).
HUELGA EDUCATIVA
En relación a la convocatoria de huelga general de la educación pública para el 24 de octubre, el Muce ha afirmado que está estudiando su participación, si bien el representante del Sindicat d'Estudiants, Borja Latorre, ya ha avanzado que su entidad apoyará la protesta, puesto que opina que las políticas llevadas a cabo por el Gobierno y la Generalitat "profundizan los ataques a nivel social" y desmantelan los servicios públicos.
El Muce ha pedido a Rigau "insumisión" ante la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), impulsada por el ministro de Educación, José Ignacio Wert, y han explicado que enviarán una carta a los grupos del Parlament y el Congreso de los Diputados para que, utilizando los instrumentos democráticos, rechacen la reforma educativa y actúen para evitar su implantación.