Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Familiares, amigos y autoridades homenajean en Segovia a Jesús María González, policía asesinado por ETA hace 36 años

Familiares, amigos, vecinos y autoridades segovianas han rendido homenaje este domingo en Madrona, barrio incorporado de Segovia, al policía Jesús María González Ituero, secuestrado y asesinado por ETA en 1976.
Los presentes han recordado al fallecido con el descubrimiento de una placa en la fachada de la casa donde residió, hoy residencia de su hermana. En ella rezan las palabras 'El Ayuntamiento de Segovia dedica esta calle a la memoria de Jesús María González Ituero. Comprometido con la libertad' y la fecha de este domingo, 26 de agosto de 2012.
Fuencisla González Ituero, hermana del policía asesinado, ha mostrado durante el acto su agradecimiento por el homenaje a Jesús María. Junto a ella han intervenido uno de los amigos del fallecido, David López, y el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, quien ha recordado las circunstancias que rodearon la muerte del vecino de Madrona.
Algunos concejales del Consistorio segoviano y miembros de la Junta Vecinal de Madrona, encabezados por su presidente, Ángel Tuñón, también han querido acompañar a familiares y amigos en este reconocimiento, enmarcado en las fiestas en honor del Santo Cristo de la Salud.
Jesús María González desapareció en Hendaya en 1976 junto a su compañero José Luis Martínez Martínez, de 31 años y natural de Calatayud (Zaragoza). Ambos estaban destinados en el Cuerpo General de Policía de San Sebastián.
Sus cadáveres fueron hallados con impactos de arma de fuego casi un año después, el 18 de abril de 1977, enterrados en la playa vascofrancesa de la Chambre d'Amour, en el término municipal de Anglet (Francia).
González Ituero tenía 26 años cuando fue secuestrado y asesinado por ETA en los primeros momentos de la transición democrática española. El 26 de julio de 1977 le fue concedida a título póstumo la Medalla de Oro al Mérito Policial y el 18 de marzo de 2005 le fue reconocido con carácter honorífico el ascenso a la categoría de Inspector Jefe.
El homenaje de la ciudad de Segovia se solicitó a través de una moción socialista en el Pleno municipal en noviembre de 2010. En julio del año siguiente se aprobó por unanimidad dedicar una calle al policía y colocar una placa en su domicilio, si bien el primer acuerdo no se ha llevado a término por deseo expreso de la familia.