Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Familias de menores afectados por daño cerebral piden a los grupos parlamentarios un 'Código Ictus Infantil'

La plataforma 'El daño más grave es no hacer nada', que agrupa familias con menores afectados por Daño Cerebral Sobrevenido (DCS), ha pedido a los grupos parlamentarios de la Asamblea de Madrid que insten al Gobierno regional a impulsar un 'Código Ictus Infantil'.
Estas reclamaciones han sido recogidas por el Grupo Parlamentario Podemos, que llevará a la Asamblea de Madrid una Proposición No de Ley (PNL) sobre la materia. Según ha indicado a Europa Press una portavoz de la plataforma 'El daño más grave es no hacer nada', Paloma Pastor, el objetivo de la proposición es pedir una "medida preventiva" para los posibles ictus en menores, al igual que existe un protocolo para los adultos.
Pastor ha detallado que el 'Código Ictus Infantil' estaría encaminado a "disminuir el tiempo de actuación" a la hora de diagnosticar un daño cerebral en niños. El ictus cerebral es una lesión que sucede de forma repentina y podría derivar en DCS, que se traduce en discapacidad.
Paloma Pastor tiene un hijo con DCS y ha reconocido que tuvo que "luchar por la rehabilitación" del menor, ya que no estaba cubierta por la Seguridad Social. Pastor interpuso una demanda para pedir la cobertura pública de su hijo y obtuvo una sentencia de reconocimiento, tras la cual inició una campaña para conseguir que se adopten "medidas que minimicen las causas que producen el daño cerebral y, en caso de que se produzca, se dé la rehabilitación".
Sobre estos servicios de rehabilitación, Pastor ha indicado que celebró como una "noticia fantástica" la apertura de una unidad específica para esta dolencia en el Hospital Niño Jesús en 2014. "La practica ha sido que no está funcionando suficientemente bien, porque nada mas que hay 22 plazas", ha añadido.
En este sentido, Pastor ha explicado que, en caso de no recibir la 'neurorrehabilitación' en la Sanidad pública, la familia del afectado tendría que hacer frente al coste de esta terapia en un centro privado, que oscila "entre los 2.000 y los 2.500 euros al mes".
Por este motivo inició hace dos años una recogida de firmas en Change.org que cuenta ya con más de 240.000 personas adheridas, que ha motivado el interés de los grupos parlamentarios por la situación. Finalmente, será Podemos quien presente este martes en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid una PNL que inste al Gobierno regional a que implante un 'Código Ictus Infantil'.
Por otro lado, tanto ella como la plataforma a la que pertenece han mantenido reuniones con el Servicio Madrileño de Salud y la Consejería de Sanidad. Ya se ha aprobado una PNL similar en el Congreso de los Diputados durante la anterior legislatura, donde se pedían garantías de acceso a la rehabilitación de niños con DCS.