Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Feijóo: "no me gustaría que haya personas que crucen la frontera para hacer actos que en mi país no se admiten"

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, se ha mostrado convencido de que la reforma del aborto "debe adecuarse al contexto europeo" al que pertenece España y ha confiado en que la nueva ley pueda alcanzar "el máximo consenso posible".
"Tenemos que ser conscientes de que vivimos pegados a Portugal y no me gustaría que haya personas en España que crucen una frontera para realizar actos que en mi país no se admiten, lo cual no significa que tenga que asumir la legislación del aborto portuguesa, pero también vivimos pegados a Francia", ha expresado el dirigente popular en una entrevista en RNE recogida por Europa Press.
Por este motivo, el presidente gallego entiende que como "ciudadanos de la UE, la legislación española debe adecuarse al contexto europeo en el que estamos".
Preguntado si tiene conocimiento de que mujeres de su comunidad estén dispuestas a irse a Portugal a abortar en el caso de que se apruebe la reforma presentada por el Ministro de Justicia, Alberto Ruíz-Gallardón, ha asegurado que "antes de 1985 se producía". Por este motivo, el dirigente popular entiende que "no se puede tener la seguridad de que no volviera a producirse si se hace una legislación muy estricta y el aborto también tiene que tener una serie de garantías terapéuticas y sanitarias".
Sobre las dificultades para alcanzar un consenso sobre la reforma, el presidente de la Xunta ha recordado que en este momento el anteproyecto se encuentra en una "fase interna de trabajo y propuesta" y aunque ha admitido que "los principios generales del texto se van a mantener las cuestiones concretas sobre supuestos concretos se pueden ajustar".
Ha reiterado, además, la necesidad de "legislar para el conjunto de los españoles" y que esa legislación "tenga una vocación de permanencia". En este sentido puso como ejemplo la legislación de 1985 que ha estado en vigor 25 años y "es un antecedente que no se puede desaprovechar".
Sobre las discrepancias en el seno del partido, ha asegurado que los responsables del PP se han manifestado con "la libertad que merecen las personas en asuntos de dificultad, y el gobierno lo que quiere es buscar el mayor consenso posible". "De la misma forma que en una familia hay una discusión sobre el aborto, imagínese en una sociedad con 47 millones de ciudadanos", ha concluido Feijóo.