Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fenin, AMETIC y SEIS presentan un documento de medidas para impulsar la digitalización del sector sanitario

La Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), la Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información, Telecomunicaciones y Contenidos Digitales (AMETIC) y la Sociedad Española de Informática de la Salud (SEIS) han elaborado un documento de acuerdo con 10 medidas para impulsar la transformación digital del sector salud.
Así lo han presentado las tres entidades en la mesa redonda 'Hacia la transformación digital del sector salud', celebrada en el 'XIX Congreso de la Informática de la Salud: Infors@alud', que se imparte en Madrid hasta el 10 de marzo.
El Sistema Nacional de Salud (SNS) tiene en la transformación digital uno de los retos que debe cumplir para lograr mejores y más eficientes servicios. Necesidades marcadas por la cronicidad, el envejecimiento de la población, el cambio de rol de los pacientes en la gestión de su salud y el acceso a redes sociales y tecnología movil.
No obstante, España carece de una voluntad que planifique la implementación de las TIC en el SNS. Por esta razón, el primer paso definido por las tres entidades es la definición de una estrategia nacional de salud digital liderada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.
"Algunas comunidades autónomas disponen de algún plan, pero vemos necesario que haya un liderazgo político, que esté en condiciones de ejercer la coordinación y marcar la visión y dirección del proyecto", ha asegurado el vicepresidente del Sector e-Health de Fenin, Luis Javier Bonilla.
"En este nuevo escenario, el SNS debe ser capaz de adaptarse a estas nuevas demandas, asignando los recursos económicos necesarios, proporcionando información y servicios de salud digitales, lo que facilitara nuevas formas de relación entre los pacientes y los profesionales", ha declarado el coordinador del grupo e-salud de AMETIC, Miguel Ángel Montero.
Por su parte, el delegado de relaciones con la industria de SEIS, Francisco José Martínez del Cerro, ha destacado que "es un hito que las dos patronales con intereses en tecnología para la salud y una sociedad científica hayan trabajado conjuntamente para impulsar la innovación en nuestro sector".
Tanto Fenin, como AMETIC y SEIS, creen necesario un marco común impulsado por el ministerio y que luego sea extendido a las comunidades autónomas. A todo esto, hay que sumarle la participación activa de todos los agentes del sector, así como el desarrollo de un plan estratégico consensuado para promover la implantación de esta estrategia nacional.
Igualmente, consideran necesario la creación de un Centro Nacional para la Salud Digital, como entidad de carácter técnico y una Comisión Permanente en el seno del Consejo Interterritorial para la Salud Digital que impulse la estrategia. Además, este impulso requiere una organización ejecutiva independiente, esto es, que el seguimiento de dicha estrategia sea responsabilidad de un centro directivo al máximo nivel político dentro del ministerio.
Las propuestas contemplan necesidades actuales de salud como la importancia de orientar el sistema hacia la cronicidad e impulsar un modelo de continuidad asistencial.
"Las TICs pueden ser herramientas esenciales para cumplir esos objetivos de atención integral, continuidad asistencial o coordinación entre niveles asistenciales; es preciso asumir algunos cambios como una revisión de la cartera de servicios para incorporar servicios digitales o adjudicar presupuestos específicos para el uso eficiente de recursos", ha indicado el experto de Fenin.
El paciente también tiene derecho a tener acceso a los servicios de salud a través de medios digitales y está contemplado en las medidas propuestas. De hecho, se plantea que la Ley 11/2007 de acceso electrónico de los ciudadanos a los Servicios Públicos se extienda al ámbito sanitario.
Otras medidas del documento se dirigen a la explotación de información con fines de mejora, a la dotación de fondos para desarrollar la estrategia con un horizonte temporal definido, a la incorporación de las nuevas tecnologías a los procesos asistenciales, a la revisión de los modelos de contratación pública vigentes, a la formación de profesionales clínicos y a la conveniencia de poder medir el impacto y la evolución de lo que va consiguiendo la estrategia de salud digital.