Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fiestas bajo la máxima seguridad

Tanto Majadahonda como Galapagar no han prohibido el botellón durante sus fiestas, así que los jóvenes podrán consumir alcohol en la calle. Eso sí, bajo la atenta mirada de los cuerpos de seguridad. "Nosotros nos atenemos a lo que dice la ley de la Comunidad de Madrid. No vamos a hacer ninguna prohibición expresa", aseguran desde el Ayuntamiento de Majadahonda y añaden que "como siempre" se vigilará que los menores no consuman alcohol.
Las fiestas comienzan oficialmente el domingo con el pregón, pero las medidas de seguridad ya están activas. "Habrá tres anillos de seguridad en el recinto ferial, donde además habrá agentes de paisano, tanto policías como guardias civiles", explican.
Más de 150 agentes velarán por la seguridad durante los festejos a través de controles a la entrada del recinto para evitar armas y objetos peligrosos, controles de alcoholemia a la salida y la constante vigilancia de los menores, que están en el punto de mira.
En Galapagar los festejos comenzaron el jueves y desde entonces, los agentes vigilan. Fuentes municipales han asegurado que se han reforzado las "zonas más conflictivas con Policía Local, Guardia Civil y seguridad privada".
El Ayuntamiento solicitó a la Delegación del Gobierno un incremento de los efectivos de la Guardia Civil a raiz "de la preocupación despertada tras los incidentes ocurridos en el municipio de Pozuelo".
 
Además, tras los incidentes en los que resultaron herido diez agentes y veinte jóvenes, ha aumentado su despliegue y las medidas de seguridad. Policías locales, antidisturbios y guardias civiles velarán para que todo se desarrolle con tranquilidad.
Fuentes municipales señalaron además que el Gobierno local está "muy satisfechos con a actitud de la delegada del Gobierno" y, en cuanto a los mensajes aparecidos por Internet y SMS aparecidos entre los jóvenes llamando a reventar las fiestas, señalaron que se les está dando credibilidad para "tomar todas las medidas para actuar en el caso de que se produzcan nuevos incidentes".
Botellón sí, pero vigilado