Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fin de semana caótico en Barajas

Miles de pasajeros se vieron afectados por las cancelaciones de sus vuelos. Foto: EFE.telecinco.es
Si en pasadas fechas eran los conflictos laborales los que hacían tambalear el funcionamiento del aeropuerto de Barajas, este viernes la intensa nevada que cubrió de blanco Madrid ha sido la encargada de sembrar el caos en el aeródromo madrileño, que ese día tuvo que cancelar todos sus vuelos durante unas cinco horas. Esas cancelaciones han afectado a unos 45.000 pasajeros, según ha calculado AENA. Ahora Barajas intenta recuperar la normalidad con sus cuatro pistas ya en pleno funcionamiento.
En rueda de prensa, el director de Aeropuertos de AENA, Javier Marín, ha informado de que los cálculos efectuados por la entidad arrojan una cifra de 45.000 pasajeros afectados por la cancelaciones que se efectuaron en Barajas durante la jornada del viernes, un total de 571. Además, AENA ha reconocido que otras 4.500 personas han sufrido las molestias propias de los desvíos; en total, 62 vuelos sufrieron cambios efectuados en la programación de sus vuelos.
Aun así, el aeródromo recupera la normalidad y durante la tarde del sábado ya han vuelto a funcionar tres de sus cuatro pistas (dos de despegues y una de aterrizajes) con total normalidad. Además, ha revelado que se procede al chequeo de las condiciones de rozamiento y frenado de la cuarta pista para ponerla en funcionamiento lo antes posible con las máximas garantías de seguridad.
Iberia, la más afectada
Así, las infraestructuras del aeropuerto madrileño volverán a estar a pleno rendimiento para facilitar a las compañías que reorganicen su programación tras las disfunciones que el viernes produjeron las cinco horas de suspensión de operaciones. Marín ha reconocido que las compañías más grandes, como es el caso de Iberia, están sufriendo más repercusiones este sábado en sus programaciones, debido al nivel de operaciones y a que estas pasan varias veces al día por Barajas. Por ello estima que la programación de la mayor parte de las aerolíneas volverá a estar normalizada este domingo, aunque en el caso de Iberia calcula que tardará un poco más.
De todas las compañías que operan en el aeropuerto madrileño, Iberia ha sido la más afectada, según los datos del propio Marín. Y es que la aerolínea española opera al menos la mitad de todos los vuelos que tienen como base Barajas. Según los datos facilitados por la aerolínea española, hoy tenía programados 625 movimientos, de los que se han operado 403 hasta las 19.30 horas, se han cancelado 106 y la totalidad de ellos sufren retrasos. Y de las 985 operaciones programadas en total para esta sábado en el aeropuerto madrileño se han operado ya 644.
El cierre, inevitable
El Director de Aeropuertos Españoles, Javier Marín, ha asegurado que con una nevada tan continua como la del viernes, que se registró en una mañana de gran actividad en Barajas, con 98 operaciones programadas a la hora, no es posible garantizar la seguridad y desarrollar, a la vez, labores de limpieza.
En este sentido, Marín ha manifestado que ayer se produjeron reducciones de la capacidad compatibles con la seguridad hasta que fue imposible mantener la operatividad porque la nevada no paraba y había baja visibilidad. Ha reconocido, que, aunque hubiera habido previsiones, el cierre habría sido inevitable.
Más información a los pasajeros
Desde AENA, Marín ha pedido a las compañías que extremen la atención a sus pasajeros, así como los datos de los vuelos que facilitan al aeropuerto, para que el personal de información de Barajas la pueda comunicar a los viajeros y se eviten situaciones de crispación. En este sentido, el responsable del ente público ha criticado las situaciones que se producen de desinformación o "embarques y desembarques de viajeros sin confirmar a los pasajeros que van a volar" y que esta tarde han obligado a la Guardia Civil a personarse en tres vuelos de Iberia, ante la negativa de los viajeros a abandonar el avión.
Además, ha lamentado "lo que está pasando y las situaciones de los pasajeros", pero ha reiterado que AENA tiene que garantizar que las estructuras funcionan con seguridad y ha asegurado que Barajas cuenta con los equipos necesarios para limpiar la nieve.
MV