Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Finlandia, conmocionada por el trágico accidente

El viaje de 49 turistas finlandeses en la Costa del Sol terminó en tragedia. La muerte de nueve turistas finlandeses ha conmocionado al país nórdico. Todos sus diarios abren sus portadas con la noticia. El primer ministro finlandés, Matti Vanhanen, y el ministro de Exteriores, Alexander Stubb, se han reunido ante los medios para trasladar sus condolencias a los familiares de los fallecidos.
Después de una semana en Marbella los turistas se dirigían en autobús hacia el aeropuerto de Málaga para coger el vuelo Finnair flight AY 2154 que les llevaba de vuelta a Helsinki, según ha informado la operadora del viaje Aurinkomatkat.
A la altura del kilómetro 227 de la A-7, al parecer, un todoterreno intentó adelantar al autobús por la derecha y chocó con el quitamiedos, por lo que rebotó y colisionó con la parte trasera del autobús.El autobús se desequilibró y ocupó la mediana antes de volcar. Así ha explicado el accidente el delegado del Gobierno de Andalucía, Juan José López Garzón.
Garzón ha añadido que una de las circunstancias "más tremendas" del siniestro fue que la valla metálica, llamada quitamiedos, penetró en el interior del autobús "como una espada", por lo que las consecuencias del accidente resultaran "más graves".
El presunto culpable del accidente, que ha sido detenido aunque todavía sigue ingresado, será interrogado cuando sea dado de alta. Aunque no recuerda lo ocurrido según ha relatado su hija Gloria. El conductor del todoterreno "dio positivo en el control de alcoholemia" con "casi el doble de la máxima permitida", ha confirmado Garzón.
Para continuar la investigación del suceso agentes de la Policía Científica de Finlandia viajan a España para colaborar con la investigación judicial y en las autopsias de los nueve fallecidos, entre ellos una niña de siete años.
Desde España tanto el presidente andaluz como el ministro de Exteriores se han puesto en contacto con el Gobierno finlandés para hacerles llegar su "hondo pesar por los ciudadanos finlandeses fallecidos".